Mi hijo es mal comedor

Qué hacer cuando a tu hijo no le gusta nada

1

Los niños a los 2-3 años pasan por una etapa de oposición y rebeldía y esto también afecta a la comida. Niños que hasta ese momento habían sido buenos comedores y a los que les gustaban los sabores y texturas diferentes tienen ahora un periodo de “no me gusta”

Cada niño es un mundo y no podemos daros una solución concreta para este problema, pero sí os podemos recomendar mucha, mucha paciencia y establecer unas normas de conducta alimentaria.

Consejos prácticos

  • No sientes nunca a tu hijo a la mesa según termina de jugar, vendrá nervioso y alterado y no querrá comer, es mejor dejarle unos minutos de pausa entre el juego y la comida.
  • El tiempo que debe pasar a la mesa va de 30 a 45 minutos, pasado ese periodo ya no vas a conseguir que coma, así que es mejor retirarle la comida, comerá mejor en la próxima toma.
  • Cambia a menudo de sabores y de texturas.
  • Retírale todo aquello que le pueda distraer como la televisión, los juguetes, la Play
  • Preséntale la comida de forma divertida y apetecible.
  • Haz de la comida o cena un momento en familia en un ambiente relajado y sin prisas. Es el momento ideal para que tú  hables de lo buena que te parece a tí la comida, de su buen gusto, del color de los alimentos. Tú eres su mejor fuente de motivación. Si te ve a ti disfrutar a tu hijo le gustará imitarte. Recuerda que de tí aprende.
  • Sigue un horario regular

Qué no se debe hacer

  • Ofrecerle varios platos ante sus negativas a comer
  • Etiquetarlo de mal comedor y destacar sus malos hábitos alimenticios. De lo que sí tienes que hablar es de los aspectos positivos, es decir, de lo que sí come o hace bien (aunque sean poquitas cosas).
  • No le des chuches u otras cosas entre las comidas
  • Si no os encontráis con fuerzas, antes que gritar o pagarlas con el niño pedirle a otra persona que os ayude.
  • El problema existe, pero es uno más de los que os vais a encontrar teniendo niños pequeños en casa, no lo llevéis al extremo, no dramaticéis pensando que el niño va a contraer enfermedades terribles a causa de su mal comer. Todas vuestras angustias los niños las perciben de forma clara y lo único que conseguiréis será que rechace aún más la comida.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

María Nuez
María Nuez

Madre que habla a otras madres de igual a igual.

Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

Como padres y madres somos su primer modelo a imitar, y por lo tanto nuestra conducta y actitud son fundamentales. Las comidas en familia ayudarán a que asocie comer con un acto social, afectivo y...leer más
Muchos niños comen mejor y tienen mejor comportamiento en el comedor del colegio que en casa por dos motivos principales En el colegio hay unas normas educativas claras que todos los niños conocen y...leer más
Hay platos que a los niños les encantan, pero a veces se les vuelven aburridos si los comen una y otra vez sin absolutamente ningún cambio. Esto puede ser un gran problema porque hay muchos pequeños...leer más
Comer de forma saludable es importante para cualquier ser humano, pero muchísimo más para un niño que está en pleno crecimiento. Es algo vital que un niño coma una variedad de alimentos sanos para...leer más