Los niños y el yoga

Ejercicios de yoga para niños

0

La práctica del yoga ayuda a relajarse y a conocerse a uno mismo, por lo que es muy recomendable en niños hiperactivos o que necesiten canalizar su ansiedad.

Si la madre o el padre practican yoga, pueden estimular a sus bebés desde el primer día con ejercicios motrices, si ninguno de los padres sigue esta disciplina, pero quieren que la practiquen sus pequeños, hay muchos centros que trabajan con niños desde los cuatro años.

Beneficios del yoga en los niños

  • El yoga mejora las conductas agresivas de los pequeños y los hace más sociables.
  • Les ayuda a concentrarse, lo cual les puede resultar muy útil en sus estudios.
  • Hace que su cuerpo sea más flexible y elástico, desarrollando sus destrezas motoras y estimulando sus músculos y articulaciones.
  • El yoga es una actividad donde no hay que competir con nadie y eso les ayuda a los niños a subir su autoestima.

Ejercicios de yoga para niños

El yoga se puede practicar en un sitio cerrado o al aire libre, lo importante es que el lugar sea tranquilo y sin ruidos.

Los niños pueden hacer muchas de las posturas de yoga, comenzando por las más sencillas. Estos movimientos imitan muchos de ellos a los animales, con lo que los niños, además de divertirse, se acercarán a la naturaleza:

  • La hoja: sentarse con la columna derecha, las plantas de los pies juntas, las manos sobre los tobillos. Suavemente encorvar la columna, después regresa a la postura de recto. Repetir el ejercicio varias veces.
  • La flor: sentados con la espalda recta, las plantas de los pies juntas y las manos en los tobillos, rebotar las rodillas hacia el piso en series de 10 veces.
  • El grillo: partiendo de la posición inicial sentados rectos, con las plantas de los pies juntas y las manos en los tobillos, mirar al frente y ladear la cabeza hasta que la oreja derecha toque el hombro derecho, colocar la cabeza recta y ahora repetir la operación, pero con la parte izquierda, oreja izquierda toca hombro izquierdo.
  • El pájaro: con la espalda recta llevar las manos hacia atrás hasta que se puedan agarrar por detrás de la espalda y tratar de estirar los brazos hasta que los omoplatos se unan. Después de soltar, relajar hombros y cuello.
  • La foca: sentado estira una pierna, inclina tu cuerpo hasta que tus manos toquen la punta de los dedos del pie que has estirado, vuelve a poner la pierna en su postura inicial y repite la operación estirando la otra pierna.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

María Nuez
María Nuez

Madre que habla a otras madres de igual a igual.

Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

El bebé de 6 a 9 meses El bebé a partir de los 6 meses ya controla el movimiento de sus manos y tiene buena coordinación óculo-manual (ojo-mano). Es el momento de "voy a ver qué pasa si cojo esto, lo...leer más
En el anterior post publicado comentaba que era ideal dejar al bebé en el suelo (en una base confortable) en posición boca arriba para que se sintiera libre de movimientos con su cabeza, brazos y...leer más
Los padres necesitamos sillas para descansar, comer, estudiar, trabajar, ¡y también para pasear! Que se lo digan a nuestros peques, les encanta ir sobre ruedas. Pero antes vamos a enseñarte como...leer más
El 10% de las visitas al podólogo tienen como protagonistas a los niños, sin embrago estós problemas se podrían prevenir tomando algunas pequeñas precauciones con los pies de nuestros pequeños...leer más