Mi hijo tiene miedo a mojarse la cabeza | Edúkame
Pregúntame

Mi hijo tiene miedo a mojarse la cabeza

1 Respuesta

Mi hijo tiene 21 meses y hasta los 17 meses no había ningún problema a la hora del baño. Pero estos tres últimos meses es una guerra continua: tengo que convencerle para meterse al agua y a veces está agustísimo (hasta que le mojo la cabeza).

En otros casos no hay manera, y cuando le lavo la cabeza con mucho cuidado para que no le caiga agua por la cara ya empieza el llanto y se agobia un montón. El secador también lo detesta y la verdad es que son 15 minutos de baño que va a acabar odiándolo.

Intento hablarle tranquila explicándole las cosas pero no lo consigo calmar. Cuando toca baño, él mismo me dice: ¡la cabeza no! Y no sé qué puedo hacer para que lo tome de otra manera, estoy bloqueada. Cristina, te agradecería alguna sugerencia. Muchas gracias.

1 Respuesta
Cristina Garcia
Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Hola Ainhoa, tal vez te pueda ayudar entender que tu hijo está pasando por una fase de madurez.

Ahora ya no es tan bebé, su cerebro estás un poquito más maduro (sólo un poquito más) y eso le hace ser consciente de más cosas. Y con esta madurez aparecen también los miedos. En este caso, miedo a la sensación del agua por la cara que se traduce en un miedo a ahogarse pues cuando cae por la nariz, por la orejas, por la boca el niño tiene la sensación que no puede respirar y que se va a ahogar.

El miedo a mojarse la cabeza se suele ir conforme el niño va ganando en seguridad y madurez. Y aquí es dónde es importante tu intervención y la de papá. La de ofrecerle seguridad física y emocional.

Ofrécer seguridad emocional

Que tu hijo se sienta que tiene derecho a sentir ese miedo. Trasmítele tu respeto, pero hazlo desde una actitud interna real: “ya sé que tienes miedo, que es un momento desagradable para ti porque te asusta. Yo estoy aquí para acompañarte es este momento que te desagrada tanto y para ayudarte a encontrar alivio”. Tu hijo va entender tu mensaje y es el alimento diario que necesita para ir cogiendo seguridad en él mismo.

Ofrécer seguridad física

Ofréce todo aquello que le haga sentirse cómodo y seguro en la bañera. No según tu opinión sino según lo que él te diga. Tal vez si él se estira en la bañera le puedas lavar la cabeza sin que caiga tanta agua por su cara. Pero como algo de agua le va a caer igualmente, usa la estrategia de contar antes de echar: “voy a contar hasta tres y cuando diga tres te tiraré el agua por la cabeza” Y siempre que le vayas a tirar agua por la cabeza cuentas y así le das tiempo a que se vaya preparando.

También le puedes ofrecer se tape él mismo los ojos, o la nariz, o los oidos en función de cuál es la parte de la cara que el quiere taparse e igualmente cuentas hasta tres. Son estrategias que desde el respeto y la compresión le ofreces ayudas para que vaya superando por él mismo este momento desagradable.

Seguramente seguirá llorando durante una larga temporada, pero si tu mensaje sigue siendo siempre el mismo, llegará un momento (cuando él esté preparado) que centrará más su atención y energía en hacer aquello que le sienta bien para superarlo que en llorar y quejarse. Por lo tanto, será cuando esté preparado para superar este miedo y ganar un pasito más de madurez hacia su autonomía.

Necesita llorar para sacar su miedo y sentirse mejor

Para ti mucha paciencia pues tu hijo no llegará a superar este momento en una semana. Haces bien en explicarle las cosas de forma tranquila, avisándole de cuando va el jabón, de cuándo caerá el agua, ves diciéndole lo bien que lo está haciendo y permítele que llore si lo necesita; cógelo fuerte y con amor si intenta salirse de la bañera usando mensajes positivos, que entiendes sea un mal momento para él y felicitándolo porque lo está haciendo muy bien.

Tú sabes que lo superará cuando esté preparado. Si conectas con este mensaje desde tu corazón y entiendes que el lloro es una forma de desahogo y de expresar su temor, tal vez se te vaya a ti el bloqueo (y así seguro lo podrás ayudar mejor).

Necesita esta actitud tuya y este mensaje a diario. Así que te recomiendo que aquél día que estés más irascible o más cansada mejor no lo bañes o que lo haga papá si está menos cansado.

Para superar el momento del secador lo explico en otro post.

Me gusta 945 puntos
Cristina Garcia
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

Otras preguntas que te pueden interesar

Tengo un niño de 3 años recién cumplidos. Cada vez le gusta menos el baño, y casi siempre va a regañadientes y no quiere jugar. Lo peor es que siempre dice cuando le decimos que hay que bañarse...leer más
Mi hijo tiene 20 meses y hace tres semanas que no quiere bañarse. En cuanto le digo que vamos a la bañera se pone a llorar, lo tengo que meter a la fuerza y bañarlo rápido, y no para de lllorar. Yo...leer más
Hola, necesito ayuda, ya estoy desesperada y no se que hacer. Tengo una hija de 5 años a quien amo con toda mi alma y un bebé de 6 meses. Desde su llegada mi hija experimento cambios serios, ella...leer más
Hola!! Mi bebé tiene 16 meses y me gustaría ir enseñándole a ir al baño. Ya sabe decir cuando anda sucia pero sólo dice popo, aún no sabe distinguir la popo de la pipi. Cómo le puedo ir enseñando?leer más