Desarrollar la perseverancia, la paciencia y la concentración jugando | Edúkame

Desarrollar la perseverancia, la paciencia y la concentración jugando

Los juegos de mesa y sus beneficios

0

Los peques tienen una noción del tiempo muy difusa. No saben cuánto tiempo es media hora, no entienden qué significa “luego” o “más tarde”, no saben si “el mes que viene” es mucho tiempo o poco… Lo mismo pasa cuando están entretenidos en algo que les gusta, podrían pasar horas sin darse cuenta, pero cuando se aburren, cada minuto se hace eterno bajo su punto de vista.

El concepto del tiempo es un aprendizaje que a los niños les lleva años dominar y mientras tanto, es normal que se muestren impacientes o que les cueste mantenerse en una actividad que no ofrece beneficios inmediatos, porque ellos no saben cuánto hay que esperar para lograrlo. Por suerte les podemos ayudar en este aprendizaje y así fomentaremos en ellos la paciencia, la perseverancia y la concentración.

¿Cómo se desarrolla la paciencia y la concentración a través del juego?

Los juegos de mesa son muy útiles para este fin, porque les enseñamos a esperar su turno, a ver la regularidad del juego y a esperar para obtener la recompensa final.

Cuando tu hijo haya jugado varias veces al mismo juego, conocerá bien las fases que tiene utilizando referentes que no se limitan al tiempo. Por ejemplo, quizás no entienda que su turno llega cada 3 minutos aproximadamente, pero entiende  que no le toca tirar hasta que no haya hecho mamá, papá, su hermano y su prima. Y además sabrá que cuando le toca a su hermano ya van por la mitad. Tampoco entenderá que la partida dura una hora, pero sabrá que durante ese tiempo ha tirado un montón de veces y que ha dado tiempo de que uno llegue al objetivo final.

Todos estos referentes son lo que comprenden los niños. Por eso cuando les ayudamos a prestar más atención a estos referentes luego les resulta mucho más fácil encontrar otros referentes a su día a día, y establecer relaciones entre los conceptos temporales y sus actividades cotidianas. Y a veces seguirán sintiendo impaciencia -como nosotros algunas veces-, pero la toleraran mejor porque les calmará tener algún referente temporal que sí comprenden para saber la duración de la espera. 

Los juegos también permiten mejorar la concentración y la perseverancia, porque generalmente ponen a prueba las habilidades de los jugadores, y estos deben esforzarse para ganar, buscar soluciones y alcanzar su objetivo. La concentración de los niños va aumentando con los años, pero los juegos infantiles tienen una duración adecuada para su edad así que son ideales para entrenar su concentración de una forma divertida.

Juegos recomendados

Hay tantos juegos de mesa que me resulta difícil recomendarte alguno. Cualquier juego puede ser útil para esta finalidad porque el tiempo es un elemento importante en todos ellos.

juegos edukame

Sin embargo, si quieres un juego que te permita hablar de la paciencia abiertamente con tu familia, te recomiendo El Juego de la paciencia. Más directo no puede ser, ¿verdad? Descubre este juego y muchos más con la suscripción Premium.

¡Te esperamos!

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Irene Seguranyes Ventura
Irene Seguranyes Ventura

Psicóloga infantil, especialista en e-learning (educación y TIC)

Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

Los juegos de mesa proporcionan momentos de diversión en familia, algo que de por sí es fantástico, pero lo mejor es que más allá de la diversión, los juegos de mesa ayudan a desarrollar un montón de...leer más
Os propongo tres juegos populares que son ideales para hacer al aire libre y con muchos niños . Serán muy útiles en fiestas de cumpleaños y todo tipo de reuniones en que haya un mínimo de 6 niños. De...leer más
En el desarrollo del lenguaje influyen factores como la respiración, la relajación, la movilidad de labios, lengua y mejillas, la discriminación auditiva o el ritmo. Estos son aspectos que debemos...leer más
Entre los 2 y los 5 años el niño adquiere numerosas habilidades intelectuales y sociales que le serán muy útiles a la hora de desarrollar las bases para relacionarse y aprender conceptos durante la...leer más