Cuento La pequeña biblioteca de Peppa (Peppa Pig) | Edúkame

Cuento La pequeña biblioteca de Peppa (Peppa Pig)

Descubrimos los primeros conceptos matemáticos de la mano del famoso personaje

1

Peppa Pig y los primeros conceptos matemáticos

Aprender nunca, bajo ninguna premisa, debería ser aburrido. Y esto es lo que se ha propuesto la editorial Beascoa, que bajo la dirección de Random House Mondadori, ha puesto a la venta una interesante colección de cuentos educativos de Peppa Pig. ¡Diviértete con Peppa! ese es su nombre. En ella, podréis encontrar el libro que os queremos presentar. Se trata de La pequeña biblioteca de Peppa. ¿Te atreves a descubrirlo?

La pequeña biblioteca de Peppa es una mini-colección de cuentos para niños de a partir de un año edad. La “pequeña biblioteca” incluye, en efecto, cuatro cuentos presentados en un bonito estuche de la famosa cerdita Peppa Pig. Su embalaje a modo de caja de cartón blando deja entrever los titulares de sus propuestas: Las formas, los números, los colores y las palabras; cuatro títulos dedicados al aprendizaje de los primeros conceptos matemáticos y lingüísticos.

Los cuentos son de tapa dura y cartoné; las páginas, además, de cierto grosor y con los bordes redondeados. Es un aspecto necesario de remarcar cuando se trata de libros para un público de tan corta edad, pues es primordial que el niño pueda pasar él mismo las páginas fomentando así el desarrollo de la motricidad de sus deditos y tambien su autonomía. Además, de este modo, incentivamos que el niño se involucre en la historia y pueda hacerla más suya.

Las ilustraciones de La pequeña biblioteca de Peppa son muy llamativas. Sus colores tienden a los tonos alegres y desenfadados. La aparición de estos colores es necesario en los cuentos infantiles, ya que consiguen que los pequeños puedan centrar su atención en los objectos o conceptos que están descubriendo. Además, a través de frases sencillas conseguimos la identificación de términos como, por ejemplo, los objetos y los colores:  “El coche es azul”, “La pelota es amarilla.”

El único aspecto con el que discrepo ligeramente es la tipografía de los textos, que han sido impresos en “letra de imprenta minúscula”. Me parece que la forma de las letras podría llegar a ser más reconocible y fácil de asimilar si fuese en mayúscula, por sus trazos más marcados, puntiagudos, etc. Sin embargo, no resulta un problema para el desarrollo del cuento. Recordemos que los niños, normalmente, empiezan a adentrarse en el mundo de la lectoescritura entre los 4 y los 5 años; y este cuento está destinado para niños entre los 1 y los 2 años. Por ello, será muy imprescindible la figura del papá y la mamá para su completa comprensión.

A continuación os mostramos algunas ideas y estrategias para sacar el máximo provecho a La pequeña biblioteca de Peppa.

Enseña a tu hijo mientras os divertis juntos

Los colores

  • Cada vez que pasamos las páginas y que descubrimos un nuevo color es necesario repetir su nombre vocalizando claramente. Además, es útil para favorecer la identificación de ese color buscarlo en elementos cotidianos de la casa (¿qué otros objetos hay de color amarillo? ¿Éste es el mismo color que el de las flores de mamá, ect.)
  • También podemos cantar con los niños canciones que contengan esos colores, que nos ayuden a recordarlos y asociarlos con los objetos del día a día.
  • Es, además, interesante relacionarlos con su mismo nombre en otros idiomas, si es que los niños son de procedencia bilingüe. (“Además rojo en catalán se dice vermell o gorria en vasco” ¿Recuerdas cómo se dice azul en inglés?”).

La numeración del 1 al 9

  • Una primera aproximación a la comprensión de la numeración es la memorización de la serie numérica. Por ello, es muy importante cada vez que pasamos una página y que descubrimos un nuevo número, empecemos a contar los elementos del dibujo desde el primero (4= uno, dos, tres y ¡cuatro!).
  • Para el inicio de la identificación de la grafía, es decir, de la forma del número en cuestión; podemos reseguirla con el dedo mientras que pronunciamos su nombre.
  • También podemos dibujar en pequeñas tarjetas la grafía de los números y relacionarlas con otras tarjetas que dispondrán de 1 patito, 2 patitos, 3 objetos… Y así sucesivamente. De este modo, relacionamos “la forma del número” con su significado.

Las palabras

  • Está bien conocer el nombre de los objetos que nos propone Peppa, pero además podemos relacionar estos conceptos con los que hemos ido aprendiendo a lo largo de los cuentos anteriores y así potenciar la asimilación de las nuevas palabras. Así, podemos hacer reflexionar al niño sobre aspectos como los que se citan a continuación: ¿De qué color es el vestido de Peppa? ¿Cuantos patitos hay el estanque? ¿Qué figura aparece aquí?

Las formas geométricas

  • Una de las mayores dificultades para el niño es la de reconocer las figuras geométricas en el entorno, ya que para él es costoso discernir la forma de la figura del fondo en el que se encuentra y analizar su contorno. Por ello, un juego divertido para compartir en familia puede ser el de pasearse con el libro en la mano por toda la casa y localizar las golosinas, juguetes, ropas, etc. que disponen de formas parecidas a las que aparecen en el cuento.

Datos del libro

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Rocío López Valdepeñas
Rocío López Valdepeñas

Maestra de Educación Primaria, especialista en Tecnologias de la Información y la Comunicación.

Web: Edúkame Perfil G+: ver

  • vannessasolis

    Pues esta aplicacion la be mucho mi niñ de 15 años y mi otra niña de 6 y la otra de 3

Relacionados