Cómo conseguir hábitos alimenticios correctos | Edúkame

Cómo conseguir hábitos alimenticios correctos

Enseñándole a comportarse correctamente en la mesa

0

A partir de los dos años es bueno incorporar al pequeño a la mesa con los adultos y convertir el momento de la comida o la cena en ese rato de convivencia familiar e intercambio de las vivencias diarias.

Este periodo nos plantea muchos retos a los padres porque al principio los niños tendrán dificultades para comer y para comportarse correctamente en la mesa, pero con nuestra ayuda y sobre todo paciencia, tu hijo poco a poco conseguirá unos hábitos alimenticios correctos.

Cómo ayudar a los niños en la mesa

  • Comienza a darle alimentos semisólidos como tortilla, jamón York, pescado cocido…
  • Deja que use la cuchara y cuando veas que ya la agarra bien dale el tenedor.
  • La comida o la cena es familiar por lo que es momento para toda la familia, no dejes que el niño acapare toda la atención porque acabará por hacer gracias buscando las risas de los demás y el no comer.
  • Los niños deben de comer lo mismo que los adultos, pero en menor cantidad, aproximadamente su ración es un tercio de la de un mayor.
  • Coloca al niño una silla adecuada a su tamaño y en la que se encuentre cómodo.
  • No le compares con cómo comen otros hermanos mayores, cada uno tiene su ritmo.
  • Sírvele en platos de bordes altos, serán más fáciles para él.
  • Seguir un horario regular
  • No rendirse ante su negativa a probar algo nuevo, insistir y ofrecérselo al día siguiente o al otro.

Si tu hijo se queda a comer en la guardería, seguro que allí sigue las normas a la hora del almuerzo, si ellos lo han conseguido tú también.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

María Nuez
María Nuez

Madre que habla a otras madres de igual a igual.

Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

Comer de forma saludable y equilibrada contribuye a cubrir las necesidades básicas y reforzar las defensas del cuerpo. Durante el primer año de vida el niño depende absolutamente de sus padres y son...leer más
Los niños a los 2-3 años pasan por una etapa de oposición y rebeldía y esto también afecta a la comida. Niños que hasta ese momento habían sido buenos comedores y a los que les gustaban los sabores y...leer más
En numerosas ocasiones os hemos hablado de lo importante que es mantener unas rutinas y unos correctos hábitos alimenticios para el buen desarrollo de los niños, pero con motivo de las vacaciones...leer más
Los padres tenemos la responsabilidad de favorecer la maduración personal de nuestros hijos a través de un proceso paulatino y creciente de adquisición de autonomía personal . Uno de los hábitos en...leer más