Actividades de coordinación en la psicomotricidad fina | Edúkame

Actividades de coordinación en la psicomotricidad fina

Movimientos del cuerpo que favorecen la coordinación

0

psicomotricidad fina

La psicomotricidad fina son aquellos movimientos del cuerpo que requieren una mayor destreza y habilidad y gracias a los cuales el niño se relaciona con su entorno. Estas destrezas las va adquiriendo el niño según crezca, pero también los padres y educadores podéis ayudarles a desarrollarlas en un entorno de juego y entretenimiento.

Coordinación ojo-mano

La coordinación manual implica a la mano, la muñeca, el antebrazo y el brazo. En psicomotricidad es importante ir poco a poco, por ello antes de trabajar sobre una hoja de papel comenzar por el suelo o una pizarra. Para desarrollar esta coordinación podéis hacer diversas actividades como pintar, recortar, moldear, dibujos siguiendo los puntos o utilizar pinturas para dedos.

Coordinación facial

Los gestos son muy importantes para la comunicación y relación con la gente que nos rodea, una correcta coordinación lleva consigo un adecuado dominio muscular. El poder dominar los músculos de la cara ayudará al niño a poder exteriorizar sus sentimientos, emociones y su relación con el mundo que le rodea. Anima a tu hijo a poner caras según sus sentimientos; miedo, frío, alegría, tristeza… Jugar a representar títulos de películas o cuentos solo con mímica, un equipo debe de hacer la actuación y el otro tratar de adivinar de qué se trata.

Coordinación fonética

El niño en los primeros meses de vida descubre la posibilidad de emitir sonidos pero no tiene la madurez necesaria para una emisión sistemática ni la capacidad de realizarlos todos, pero son las raíces de lo que será la pronunciación de palabras. Entre los 12 y los 18 meses un niño tiene la madurez necesaria para iniciarse en el lenguaje imitando los sonidos que escucha. Juega con él a imitar al perrito, a los pájaros o a ese gato que veis en la calle. Entre los 2 y 3 años el niño comienza a sistematizar su lenguaje y perfeccionar la emisión de sonidos, comenzando a estructurar las frases. Es el momento en que los padres les ayudaremos corrigiéndoles sus irregularidades gramaticales y sintácticas. El proceso se completa a partir de los cuatro años, cuando el pequeño tendrá que hablar para relacionarse con sus compañeros de colegio y amigos, en ese momento ya debe dominar el aparato fonador y nos deberemos centrar en la maduración de su lingüística que se hará en el transcurso de la escolarización. Un juego divertido que podéis hacer por la calle de camino al colegio es deletrear los carteles que veáis: bar B-A-R; pastelería P-A-S-T-E-L-E-R-I-A; frutería F-R-U-T-E-R-I-A Comenzar por las letras y luego pasar a las sílabas: parque PAR-QUE Para que los niños aprendan y repasen conceptos relacionados con las letras de una manera lúdica y motivante te recomendamos el libro-pizarra "Las Letras".

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

María Nuez
María Nuez

Madre que habla a otras madres de igual a igual.

Perfil G+: ver

No hay comentarios para Actividades de coordinación en la psicomotricidad fina

Relacionados