Valorarse a sí mismo para mejorar la autoestima en los niños | Edúkame

Valorarse a sí mismo para mejorar la autoestima en los niños

Enseña a tu hijo a valorarse a sí mismo tal y como es

1

Sabemos que todos los niños, pasan por situaciones en las que se sienten heridos o humillados por otros niños de igual o superior edad. Seguro que has oído alguna vez: “Me han dicho tonto”,  “En el colegio me llaman gafotas”, “Dicen que soy el enanito del equipo", “Se burlan llamándome el gordo”, etc.

Ante estas situaciones puedes preparar a tu hijo e hija para contestar, pero no desde la venganza ni la rabia sino con asertividad y queriéndose a él mismo/a. Desde la educación emocional tenemos poderosas herramientas para enseñarles a forjar una buena autoestima valorándose a sí mismos tal y como son.  

Con esta enseñanza, además, le demuestras que tú crees en él o en ella. Solo necesitas seguir estos dos sencillos pasos:

  1. Negar la humillación: yo no soy tonto, no soy enano, no me llamo gafotas, no soy el gordo, etc.
  2. Afirmar sus aptitudes: soy listo; me llamo Pedro y llevo gafas para ver el mundo mejor; esta es mi estatura y soy  ágil o rápido; soy fuerte y mi cuerpo es valioso, etc.

¿Cómo le puedes enseñar? ¡Jugando!

Escoge dos muñecos diferentes de tus hijos o dos títeres a los que tú mismo/a les darás voz. Un muñeco le dirá tonto al otro, y el otro contestará con fuerza y seguridad yo no soy tonto soy listo.

Después invitas a tu hijo/a a jugar: “Ahora serás tú este muñeco”. Empieza de nuevo otra posible mini conversación dándole voz a tu muñeco:

-Hola, veo que eres un poco feo-. Espera a ver cómo contesta tu hijo/a y si hay silencio indícale flojito cómo debe contestar al muñeco, para que sea él mismo/a quien lo reproduzca con fuerza -¡Yo no soy feo, soy guapo!-.

Si tu hijo contesta a la humillación gritando o enfadándose con el muñeco, guíale con calma y seguridad para que diga las palabras que le harán sentirse bien con él mismo. La fuerza está en las palabras que resaltan su valía y estima.

Deja volar tu imaginación y sigue jugando con los muñecos para enseñarle a tu hijo a negar una humillación y a afirmar sus aptitudes.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Sabemos que es fundamental que la alimentación sea sana y equilibrada desde edades tempranas. Por eso, es uno de los aspectos de la crianza que más preocupa a...
Alimentar las emociones

Escrito por:

Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

  • abril_san

    Buenas tardes me encanto esta dinamica, a traves del juego aprender a contestar...a veces como adulta me he topado con humillacion sin saber que contestar y me gustaria que mi hijo supiera desde pequeño a afrontar este tipo de situaciones para que no afecten su autoestima.. muchas gracias

Relacionados