Valorarse a sí mismo para mejorar la autoestima en los niños

Enseña a tu hijo a valorarse a sí mismo tal y como es

1

Sabemos que todos los niños, pasan por situaciones en las que se sienten heridos o humillados por otros niños de igual o superior edad. Seguro que has oído alguna vez: “Me han dicho tonto”,  “En el colegio me llaman gafotas”, “Dicen que soy el enanito del equipo", “Se burlan llamándome el gordo”, etc.

Ante estas situaciones puedes preparar a tu hijo e hija para contestar, pero no desde la venganza ni la rabia sino con asertividad y queriéndose a él mismo/a. Desde la educación emocional tenemos poderosas herramientas para enseñarles a forjar una buena autoestima valorándose a sí mismos tal y como son.  

Con esta enseñanza, además, le demuestras que tú crees en él o en ella. Solo necesitas seguir estos dos sencillos pasos:

  1. Negar la humillación: yo no soy tonto, no soy enano, no me llamo gafotas, no soy el gordo, etc.
  2. Afirmar sus aptitudes: soy listo; me llamo Pedro y llevo gafas para ver el mundo mejor; esta es mi estatura y soy  ágil o rápido; soy fuerte y mi cuerpo es valioso, etc.

¿Cómo le puedes enseñar? ¡Jugando!

Escoge dos muñecos diferentes de tus hijos o dos títeres a los que tú mismo/a les darás voz. Un muñeco le dirá tonto al otro, y el otro contestará con fuerza y seguridad yo no soy tonto soy listo.

Después invitas a tu hijo/a a jugar: “Ahora serás tú este muñeco”. Empieza de nuevo otra posible mini conversación dándole voz a tu muñeco:

-Hola, veo que eres un poco feo-. Espera a ver cómo contesta tu hijo/a y si hay silencio indícale flojito cómo debe contestar al muñeco, para que sea él mismo/a quien lo reproduzca con fuerza -¡Yo no soy feo, soy guapo!-.

Si tu hijo contesta a la humillación gritando o enfadándose con el muñeco, guíale con calma y seguridad para que diga las palabras que le harán sentirse bien con él mismo. La fuerza está en las palabras que resaltan su valía y estima.

Deja volar tu imaginación y sigue jugando con los muñecos para enseñarle a tu hijo a negar una humillación y a afirmar sus aptitudes.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

Es importante que los padres enseñemos a nuestros hijos qué es lo correcto de lo que no lo es. Esta orientación educativa debemos hacerla desde el cariño y con respeto, pues de lo contrario podemos...leer más
Para el niño pequeño, dormir acompañado de un muñeco es una gran ayuda pues le hace sentirse acompañado y un poco más seguro ante la soledad de su cama y la oscuridad. Este muñeco hace de objeto...leer más
Es un proceso evolutivo Con frecuencia podemos observar que los más pequeños de la casa tienen dificultades para pronunciar algunos sonidos. El desarrollo del habla es un proceso lento en el que los...leer más
La mejor forma que tienen los niños de aprender es a través del juego . Jugando imitan la realidad y aprenden cosas nuevas, y jugando además, liberan ansiedades y tensiones. Los niños humanizan sus...leer más