Una manualidad para hacer ante la llegada del hermanito | Edúkame

Una manualidad para hacer ante la llegada del hermanito

Llega un hermanito: ¿decoramos juntos su habitación?

0

En la Edukabox, "Voy a tener un hermanito" te proponemos una actividad para que hagas con tu hijo con el objetivo de:

  • que paséis un momento juntos y que éste sea agradable, ¡es lo que más desea tu hijo!
  • que tu hijo se sienta importante creando algo para poner bonita la habitación del bebé: ¡lo he hecho yo, mami!  Si tu hijo tiene menos de 5 años, olvídate de hacer creaciones complejas. No hace falta que cree algo concreto como un caracol o un gusano, puede ser algo "sin nombre" pero que servirá igualmente para decorar la habitación de su hermano o hermana, porque este material tiene bonitos colores, además de ser muy fácil de usar.

Tu hijo se sentirá importante

El objetivo es que le ofrezcas tu tiempo para que tu hijo se sienta importante y orgulloso de ser capaz de preparar y poner bonito el nuevo espacio que será para su hermanito o hermanita. Este tiempo variará en función de la edad:

  1. un niño de 2 a 4  años, con solo cinco o diez mintuos de creación será suficiente. Podéis ir haciéndolo en diferentes dias. No le propongas las creaciones que vienen de ejemplo dentro de la manualidad. Deben ser algo sencillo, que él pueda hacer: como un conjunto de PlayMais de diferentes colores enganchados, algo sin definir, pero que servirá igualmente para que tú lo aplaudas y lo pongas en la habitación o en la cuna del futuro bebé. Así mostrarás su logro.
  2. Un niño mayor de 5 años, su tiempo de atención es mayor por lo que podréis estar más rato juntos siempre que él se sienta motivado por ti. Las creaciones siempre han de partir de lo que tú veas que tu hijo puede o quiere hacer. Es decir, tú debes ser solo su ayudante, y no al revés.

Guia su creación sin decirle cómo tiene que hacerlo

Te recomiendo que estés a su lado y seas su guía, su apoyo pero que no le digas lo que tiene que hacer ni cómo. Oriéntalo en forma de preguntas, como por ejemplo:

  • ¿qué color te gusta más: el rojo, amarillo, el gris...?
  • ¿ahora que color quieres añadir?
  • ¿qué te gustaría hacer: un sol, un gusano, una estrella, una mariposa, un árbol.....( solo dale pistas)
  • ¿y si chafas esa pieza con tus manos?
  • ¿quieres que le pongamos un hilito y lo colguemos encima de su cuna?
  • ¿dónde quieres ponerlo? ¿en este mueble cerca de su cuna? ¿Lo pegamos en la pared?

Valora el resultado

Dile que es muy bonito, que ha quedado muy bien. Si no ha hecho ninguna forma concreta, puedes igualmente valorar de forma positiva el resultado de su creación destacando los colores que ha escogido ¡qué bonito te ha quedado todo de color rojo!”, qué colores más bonitos has escogido: amarillo, gris, naranja... en su habitación va a quedar genial”!

Sea lo que sea que haya creado, dile que seguro que a su hermanito o hermanita le va a gustar, sobre todo, porque lo ha hecho ¡su hermano mayor! Y seguro que su hermanito se va a sentir muy querido y a gusto con sus decoraciones.

Deja que él mismo decida dónde quiere ponerlo: en la cunita, en la habitación, en la pared, en un cajón, etc. Y deja durante un tiempo largo estas decoraciones a su vista.

Si recibes visitas y enseñas el espacio donde dormirá el bebé cuando nazca, muéstrales con orgullo las bonitas decoraciones que ha hecho tu hijo, ¿has visto que bonita está la habitación con lo que ha hecho ( …......)?

Es un refuerzo que ayuda a tu hijo a sentir que tú valoras lo que él ha hecho, que no solo hablas del bebé sino que también hablas de él a las visitas (los abuelos, los primos, los amigos), y que él ha hecho algo importante para ti (pues lo estás destacando también ante los demás).

¿Y si no me gusta?

Puede pasar que la creación de tu hijo a ti te parezca fea y no lo quieras mostrar o poner en la habitación. Yo te recomiendo que sí lo hagas, pues lo importante de esta actividad no es en absoluto su valor estético, sino que lo principal es que tu hijo vea y sienta que tú te sientes orgullosa (u orgulloso si lo hace con papá) de algo que tu peque ha creado a tu lado y que es para su futuro hermano o hermana.

Evita

  • Nunca hagas un juicio negativo de sus creaciones (qué feo ha quedado, no está muy bien, ha quedado mal, etc,  ni siquiera delante de nadie).
  • Enfadaros en el momento de la manualidad. Si ves que ni tú ni él tenéis un buen día, mejor interrumpís la manualidad y lo dejáis para otro día. Así evitas que estas creaciones estén cargadas de sentimientos negativos, o que el niño las asocie con riñas o enfados.
  • Decirle lo que tiene que hacer o cómo tiene que hacerlo: pon esto aquí, así no lo hagas, vamos a hacer esto, etc... Mejor formula preguntas y espera su aprobación, así estarás fomentando su buena autoestima.

Recuerda que puedes adquirir este producto en la caja Edukabox, "Voy a tener un hermanito".

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

La decoración navideña ha entrado ya en muchos hogares y escuelas. Os voy a enseñar una manualidad sencilla y muy barata de hacer: una estrella de Navidad con material reciclado. Así que vamos a...leer más
A los peques les encanta pintar, mezclar colores, crear formas... Por eso, hoy os propongo una nueva técnica de plástica : pintar en relieve con una huevera . Además, es una manera de enseñar al niño...leer más
En otros artículos os hemos comentado la importancia de la psicomotricidad fina , osea, el movimiento de las manos y dedos y como su desarrollo influye en la coordinación y el desarrollo sensorial y...leer más
Decirnos cosas bonitas siempre viene bien, tanto para el que las dice como para el que las recibe. ¡Y más si lo hacemos de manera original y divertida! Así que os propongo una manualidad súper...leer más