Tres recetas para unas cenas muy saludables | Edúkame

Tres recetas para unas cenas muy saludables

Alimentación sana, rápida y económica para las cenas de nuestros hijos

1

recetas

Los padres siempre estamos preocupados porque nuestros hijos tomen alimentos sanos y lleven una dieta equilibrada, queremos que sus menús sean variados y a la vez contengan todos aquellos ingredientes que les ayuden a crecer sanos y felices.

Hoy desde Edukame os vamos a dar tres recetas fáciles, rápidas y económicas para que las cenas de tus peques sean divertidas y muy, muy ricas.

Brocheta de jamón y pavo

• 50 gr. de jamón york en una loncha
• 50 gr. de fiambre de pavo en una loncha
• 50 gr. de queso de Burgos
• 6 tomates cherry
• Palitos para preparar brochetas

Corta en taquitos la loncha de jamón york y la de pavo, también el queso de Burgos. Lava y corta por la mitad los tomatitos cherry. Coloca en un palito de brocheta un taquito de jamón, uno de pavo, uno de queso y una mitad de tomate. Repite hasta completar la brocheta. ¡Uhmmm qué buena!

Hamburguesa de salmón

• 100 gr. de salmón
• Perejil
• 2 cucharadas de aceite de oliva
• Sal

Limpiar el salmón de piel y espinas, picarlo con una picadora de carne o si se os da bien con el cuchillo, añadir el aceite de oliva, un ramita de perejil picado y una pizca de sal. Mezclar todo y hacer con ello una bola que después aplastaremos para que quede en forma de hamburguesa.

Cocinar a la plancha y servir entre pan de hamburguesa y acompañada de lechuga y una rodaja de tomate.

Es una forma muy fácil de que los niños tomen pescado y si va acompañado de un poco de ensalada, mejor que mejor. Cuando el salmón esté picado y los ingredientes puestos en el bol, pídele a tus hijos que te ayuden a amasarla, verás cómo se divierten y después se la comerán más satisfechos.

Mousse de fresas

• ¼ kg de fresas
• 100 gr. de nata montada
• La clara de 2 huevos
• 2 cucharadas de azúcar

Lavar y trocear las fresas. Picarlas con una batidora hasta que se queden como un puré. Añadirles la nata montada y remover.

En otro bol montar las claras a punto de nieve, añadir la mezcla de las fresas y la nata con mucho cuidado de que no bajen las claras montadas.

Repartir en vasitos o copas y meter al frigorífico 3 o 4 horas.

Un postre sencillo, sano y muy energético.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

María Nuez
María Nuez

Madre que habla a otras madres de igual a igual.

Perfil G+: ver

  • martinezrayanoemi

    Buenos días. Me encanta todo vuestro contenido educativo, admiro todo el trabajo que realizais, pero con este articulo en concreto no estoy muy de a cuerdo. Como bien se dice en él, la alimentacion de nuestros hijos siempre es una gran preocupación que tenemos los padres ya que es algo muy importante para el correcto desarrollo, crecimiento y salud de nuestros hijos. Por eso no me parece correcto señalar de saludable una cena en la que se incluyen carnes procesadas como lo son el jamon york o el fiambre de pavo, ya que numerosos estudios científicos relacionan el consumo de carnes procesadas con el aumento de enfermedades no trasmisibles, como el cáncer de colon, por ejemplo. Por no hablar del azúcar y la interminable lista de efectos negativos para la salud (diabetes tipo 2, problemas cardiovasculares, obesidad, cáncer...).
    Ya se que me podeis decir que en las cantidades en que vienen en la receta no pasa nada, o que por una vez... Pero todo suma, y la alimentación de nuestros hijos no es un juego, y si los padres leen el artículo y dicen ah, como es saludable voy a hacerle este postre a mi hijo todos los días, para que coma fruta (sí, fruta, nata montada con un alto porcentaje en azúcar y más azucar). Mejor asentar las bases de una buena alimentación desde que son pequeños y educar al paladar para que aprenda a disfrutar del sabor de los alimentos de verdad, si le acostumbramos al azúcar cada vez va a querer más y más (de ahí que se la conozca como la droga del siglo XXI). En cuanto a las carnes procesadas mejor sustituirlas por productos no procesados, como una buena pechuga de pavo o pollo comprada directamente de la pollería del barrio.
    No me extiendo más, que podría seguir y seguir. Simplemente volver a repetir que adoro vuestro contenido educativo, y que ojalá el saber elegir unos buenos alimentos, saber reconocer los ultraprocesados para poder evitarlos, y aprender a nutrirnos en vez de a meter comida al cuerpo sin más, se convirtiera en una enseñanza más para ofrecerles a los niños una buena base desde que son pequeños.
    Un saludo.

Relacionados