Si quiero a mis hijos por igual, ¿evito que tengan celos? | Edúkame

Si quiero a mis hijos por igual, ¿evito que tengan celos?

Cómo no fomentar los celos y la rivalidad entre hermanos

0

Los hijos necesitan ser queridos de forma única por sus padres y por eso cuando tienen hermanos se crea entre ellos una rivalidad por obtener la máxima atención de sus padres.

Los enfados entre hermanos son normales siempre y cuando no lleguen a las manos ni sean la forma habitual de relacionarse,  (sean demasiado constantes), pero los padres hemos de orientar estos enfados de tal forma que no fomenten más celos ni la rivalidad entre ellos.

Queridos de forma única

Los celos encuentran su origen en el miedo a perder el amor de papá o mamá y el mejor antídoto para este miedo es el AMOR. Pero en esta ocasión este amor debe ir dirigido de forma única, individualizado y la atención de los padres debe centrarse en cubrir las necesidades de cada uno de sus hijos.

Os quiero por igual

Los padres solemos hacer estas declaraciones a nuestros hijos pensando que así minimizamos sus celos “os quiero a los dos (o los tres) por igual”. Pero lejos de calmar sus celos, lo que hacemos sin ser conscientes es avivar el fuego de la rivalidad entre hermanos, pues cada uno de nuestros hijos desea ser querido de forma única y especial por sus padres y al decirles que los amamos por igual implica que los estamos mirando con los ojos de la indiferencia, es decir, sin apreciar ni valorar como es realmente cada uno de ellos.

Así es como nuestros hijos reciben este amor “por igual”, interpretándolo como un amor que nos les llega,  y por tanto no se sienten queridos. Este es uno de los motivos por el que los hermanos desde muy corta edad inician una frenética búsqueda de artimañas y estrategias varias que les ayude a quedar en un lugar privilegiado o un lugar diferente con respecto a sus hermanos ante la mirada de sus padres.

Un lugar diferenciado

Este lugar ya puede ser de ser el más obediente como el más desobediente. No importa si es el mejor lugar o el peor, los hermanos buscan tener un lugar diferenciado, aunque este se obtenga con riñas y enfados por parte de los padres y por dentro el niño esté sufriendo.

Sabemos que cada ser es único y diferente, que no hay dos iguales (ni los gemelos son exactamente iguales), y eso es lo que hemos de transmitir a nuestros hijos.

Te veo y quiero por cómo eres

Demostrarles con nuestras palabras y gestos que los queremos a cada uno por como son, sin comparaciones y sin indiferencia. Con ejemplos concretos.  En el póster de la Edukabox Entre hermanos, encontrarás una útil herramienta que os ayudará a ofrecer esa mirada amorosa y única que a cada uno de vuestros hijos.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

¿Por qué hay celos entre hermanos? Porque todos los hijos (dos, tres, cuatro...) quieren lo mismo: la atención y el amor exclusivo de papá y mamá (incluso de los abuelos si hay mucho contacto...leer más
Cuando nacen dos o más bebés en un parto múltiple , los padres y demás familiares tienden a tratarles por igual como si solo fueran una única persona, pero debemos tener en cuenta que cada individuo...leer más
He realizado el segundo encuentro de Aula Hogar con un grupo de madres que tienen mucho en común. Sus hijos e hijas son de edades similares, alrededor de los 3 años, muchas tienen que lidiar con los...leer más
Una persona superdotada es aquella que cuenta con un coeficiente intelectual superior a 130, en España hay alrededor de 300.000 alumnos superdotados denominados alumnos de Altas Capacidades . Antes...leer más