Por qué pegan los niños pequeños | Edúkame

Por qué pegan los niños pequeños

Los motivos que hacen pegar a los niños

2

Todos sabemos que los niños pequeños, a medida que van creciendo, van incorporando el vocabulario que aprenden por imitación y repetición; copian a los adultos con los que conviven. Primero empiezan a hacer balbuceo, descubren los sonidos por casualidad.

Continuan experimentando y probando hasta que sale algún sonido más largo, o parecido a alguna palabra de nuestro vocabulario, que los padres sobreinterpretan como intencionada: "Su primera palabra! Ya empieza a hablar. Y aunque no sea cierto, este es un proceso correcto para establecer un feedback entre adultos y niños. El niño descubre las palabras, las palabras-frases (agua significa: Quiero agua) y más tarde las frases con la ampliación del vocabulario y la comunicación a través del lenguaje.

El desarrollo del lenguaje y la comunicación de los niños es muy largo y, en todo este proceso de aprendizaje, los niños tienen confusiones, se equivocan, no encuentran las palabras adecuadas cuando quieren pedir un objeto. Por ejemplo, utilizan estructuras mal construidas gramaticalmente, pueden confundir la tristeza con el enojo porque aún no comprenden las emociones y su significado, etc. Y entre tantos estímulos, experimentaciones, innovaciones y descubrimientos; los niños se relacionan con iguales en una etapa donde, además, son egocentristas por naturaleza.

Con frecuencia pueden finalizar sus relaciones con otros compañeros pegándoles o recibiendo algún golpe. El hecho es que algunos niños pequeños pegan a los compañeros para conseguir lo que quieren, y por falta de vocabulario y falta de recursos para expresarse.

Miremos más allá

Teniendo en cuenta las características y el nivel de desarrollo general de los niños pequeños, sabiendo que les falta vocabulario (y sobre todo vocabulario emocional), que pasan por una etapa egocentrista y que no tienen la capacidad empática interiorizada cabe preguntarse:

¿Cómo viven los niños pequeños algunas situaciones donde tienen que compartir y relacionarse con iguales?

Como acabo de decir, a los niños más pequeños les cuesta compartir; un hábito que, con ayuda de los adultos, que hacen de modelo, pueden aprender con constancia y paciencia. Pero, de entrada, no saben.

Guías educativas "Mi hijo pega. Cómo guiar su conducta con la Educación emocional"

Los niños pequeños son actuadores por naturaleza y también entienden más las actuaciones de los adultos que las palabras de estos. Pueden entender mejor que han actuado mal si el padre o la madre se muestran enfadados que si se les dan un gran discurso. Cuando un niño pequeño quiere un juguete que tiene un compañero, no le dice que se lo deje. Simplemente se lo coge y aquí puede empezar una pelea. El niño pequeño no tiene la capacidad de abstracción y tampoco prevé consecuencias de su comportamiento.

¿Qué puedes hacer si tu hijo pega? ¿Y si le han pegado?

En primer lugar, separar a los niños para que no se hagan daño. Si están muy enfadados, espera uno momento e intenta encontrar una solución justa para los dos. Esta puede pasar por: ahora él continuará jugando con este juguete y cuando lo deje podrás cogerlo tú...

Es importante preguntarles cómo se sienten emocionalmente. Al niño que ha pegado puedes preguntarle qué ha pasado, cuál ha sido el motivo de la discusión y recordarle que no se debe pegar, que no es gusto para los demás. Para que el niño pegado pueda sentirse comprensión y consuelo, es necesario que le preguntes y le des el espacio para expresarse su estado de ánimo.

Aprender a comunicar emociones

Para que el pegar pueda ir desapareciendo de la dinámica habitual del niño, deberemos enseñarle herramientas y recursos para comunicarse. Aprender a expresar nuestras emociones y sentimientos es básico para alcanzar un nivel de empatía y comprensión con los demás.

Para enseñar a los peques a gestionar sus emociones y canalizar sus reacciones agresivas de forma positiva, hemos creado la Guía “Mi hijo pega. Cómo guiar su comportamiento desde la Educación emocional” que, a través de juegos y actividades divertidas, muestra a los niños estrategias para identificar sus sentimientos, ganar en vocabulario emocional y saber expresarlas evitando los golpes.  Y que además, orienta a los padres y educadores en dudas tan recurrentes como: ¿Existen emociones buenas o malas? ¿Cómo expresan los más pequeños sus emociones? ¿Cómo les podemos ayudar? etc. 

Materiales educativos "Mi hijo pega. Cómo guiar su conducta con la Educación emocional"

Este recurso para acompañar a los niños hasta 12 años y sus papás en el descubrimiento de las emociones se encuentra incluido en la Suscripción Premium, junto con guías para padres, juegos infantiles, recortables, actividades, etc. Se trata de una suscripción a todo el material disponible en la web; materiales que orientan a los papás y educadores a lo largo de las diferentes etapas que siempre se presentan en la Infancia (las rabietas, la despedida del pañal, el aprender a comer solitos, etc.) y que además nos proporcionan herramientas para trabajarlo con el niño desde el juego.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

M. Teresa Abellán Pérez
M. Teresa Abellán Pérez

Maestra, psicopedagoga y formadora en Educación Emocional para niños, familias y docentes

Web: Emociona't

  • lizsilva216

    Y que puedo hacer cuando un niño muerde consecutivamente y en ocasiones sin motivos alguno.

  • anabel.ruzafa

    Si muerde sigues enseñándole que no debe hacerlo hasta que un día deje de hacerlo, así hice yo con el mío que ahora tiene casi cinco años y ya no muerde.

Relacionados