¿Por qué muerde mi hijo? | Edúkame
Pregúntame

¿Por qué muerde mi hijo?

1 Respuesta

Hola  necesito ayuda. Mi hijo Joaquín tiene 4 años y empezó a morder, algo que no había hecho nunca. Si bien él es competitivo y le cuesta compartir sus cosas en el jardín que empezó este año el informe fue excelente. Estoy muy desorientada y preocupada ya que a Joaquin no le cuesta comunicarse, tampoco pasa nada en el ámbito familiar que yo pueda advertir .Los únicos cambios fueron: que les dieron vacaciones repentinas en el jardín por lo de la gripe A y que yo fui operada hace 25 días por lo cual estuve un día interna y eso no pareció afectarlo ya que en todo momento le fuimos explicando que iba a pasar. Cuando yo le pregunto por qué lo hace él me responde que porque tal nene le hizo un gol o que tal le quería pegar. Muchas gracias!

1 Respuesta
Cristina Garcia
Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

niños mordiendoLaura, seguramente le disteis muchas explicaciones sobre tu intervención. Imagino le explicaríais que mamá se iba a pasar un día en el hospital, que te iban a operar, que todo iría bien, que no pasaba nada grave, que todo era normal. Imagino también que después de tu intervención no habrás podido hacer una actividad completamente normal, por lo que tu hijo te vería diferente.

Bien, aunque a ti te parece que tu hijo lo asumió perfectamente, intuyo que no es así. Como siempre digo, nuestros peques entienden más de emociones que de palabras y explicaciones habrá recibidos muchas, pero sus emociones no están siendo atendidas y él no sabe cómo darles salida de forma sana.

Para un niño pequeño, la combinación de mamá no duerme en casa + hospital + enfermedad da como resultado: sentir miedo a perder a mamá, miedo que mamá se muera, miedo que mamá no vuelva. Estos sentimientos son muy propios de la infancia y no se pueden juzgar, ni desmentir diciéndoles “no cariño, eso no es cierto, mamá no se va a morir, no pienses eso”. Lo real es que ellos sí lo sienten, y por tanto debemos acompañarles y ayudarles a expresarlo.

Una vez tu hijo exprese, saque de dentro el temor que sintió, su miedo, su inseguridad porque la figura más importante para él (su mamá) se fue a un hospital porque estaba algo malita, podrá ponerle palabras a sus sentimientos, compartirlos y se irán desvaneciendo poco a poco.

¿Cómo le puedes ayudar?

Permítele que exprese cómo se sintió mientras tú estabas en el hospital. Deja que él hable, tú lo miras, lo escuchas, lo acaricias y puedes ir diciendo expresiones de afirmación de sus sentimientos “claro, lo entiendo, ya veo”. No desmientas nada de lo que él te cuenta. Es su momento de sacar lo que siente, lo que se imaginó en aquel momento, lo que panino_tristera él es un hospital, lo que para él significó emocionalmente que mamá estuviera enferma.

¿Te sentiste mal mientras yo estaba en el hospital? ¿Pasaste miedo? ¿Pensabas que no volvería? ¿Cómo te imaginabas que yo me sentía? ¿Estabas triste? ¿Te sentiste sólo?

Vamos a dibujar tus sentimientos, vamos a dibujar el hospital. Deja que se exprese a través del dibujo libre, ya sea con lápices de colores o con pintura de dedos. Y que él luego interprete su dibujo (seguramente será bastante abstracto pero él sabrá decirte lo que dibujó). Luego lo puedes colgar por unos días en algún sitio de la casa.

¿Cómo se expresan los niños?

Los niños pequeños se expresan a través de la boca, a través de su conducta pues no saben ponerle palabras a lo que les pasa interiormente. Tal vez sintió inseguridad y miedo pues su rutina se vio alterada y su mamá también estuvo diferente. Ante esa inseguridad se defiende a la mínima agresión con sus iguales y lo hace como puede. Defenderse mordiendo es una manera de darle salida a su rabia, a su vulnerabilidad, a su miedo interior. Le puedes ayudar ofreciéndole otra manera de expresarse y que saque lo que siente.

No será cosa de un día ni de dos. Exprésale también que no te gusta que muerda a sus amigos, que con ello les hace daño, que si se enfada con ellos mejor lo exprese con un grito que con un mordisco. Dale su propio espacio para que hable su corazón poco a poco e irá canalizando sus sentimientos hacia conductas menos dañinas.

Hay situaciones que vividas des del mundo adulto parecen insignificantes, pero para nuestros peques no lo son. La diferencia es que nosotros estamos muy desconectados de nuestro sentir, de nuestro mundo emocional. En cambio los niños son puro corazón.

Me gusta 940 puntos
Cristina Garcia
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

Otras preguntas que te pueden interesar

Hola, tengo una hija de 3 años y antes asistía a un jardín infantil y nunca hubo problemas con la ida al baño. Al mudarnos de país y al ingresar al nuevo colegio empezó a hacerse caca en los...leer más
Tengo un hijo de 6 años. Hace 3 años presenció la muerte repentina de mi madre . Desde entonces no quiere ir a la casa de mi padre, ni quiere que él lo bese . Si lo obligo a ir se pasa todo el rato...leer más
Mi hija tiene 2 años y medio, y es una niña muy nerviosa, activa ... y con mucho carácter; pero si algo ha realizado siempre bien ha sido el dormir y el hecho de irse a acostar. Siempre a la 1ª y sin...leer más
Tengo un niño de dos años y medio que desde el año y medio va a la guardería, tuvo su periodo de adaptación el año pasado y luego todo el año muy bien. En agosto tuvieron vacaciones empezó en...leer más