¿Por qué llora mi bebé cuando no me ve? | Edúkame
Pregúntame

¿Por qué llora mi bebé cuando no me ve?

1 Respuesta

Me gustaría saber por qué mi bebé de 11 meses llora cada vez que me pierde de su campo visual. ¿Qué puedo hacer para que no llore cada vez que me alejo de ella?

1 Respuesta
Cristina Garcia
Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Heidi, tu bebé llora cada vez que no te ve porque ella cree que desapareces "literalmente" y no sabe cuándo te va a volver a ver.

Tu bebé está en una fase de su desarrollo que cree que sólo existe lo que ve o percibe en ese momento. Así que cuando no te ve ella cree que has desaparecido y llora con intensidad porque se angustia al no saber si te volverá a ver.

El psicólogo suizo Jean Piaget, un experto de la psicología evolutiva infantil, denominó a este hecho la permanencia del objeto, y determino que en el intérvalo de los 12 a los 18 meses de vida, el cerebro del bebé empieza a estar preparado para ir entiendo poco a poco a que los objetos y las personas existen aunque no las esté viendo en ese momento, es decir, que el objeto permanece aunque haya desaparecido de su campo visual.

Así que entiende que tu hija llore cada vez que no te ve y que es una fase normal dentro de su desarrollo. De momento no puedes evitar su angustia, pero en breve empezará a madurar y le ayudará a superarlo.

Juegos que le pueden ayudar

Un clásico juego que ayudará a tu hija a ir consolidando la permanencia del objeto, es el juego del Cu-cu....¡tás! Un juego muy recomendable de practicar desde los 6 meses de edad.

Puedes alternar varias formas de jugar:

  • Le tapas tu la cara a tu hija con una sabanita y le dices "¿Dónde está  (el nombre de tu hija)?" o le puede decir "cu-cu" y después o bien esperas a que tu hija se destape o le retiras tu misma la sabana, mientras dices muy sonriente "¡aquí está!" o le dices "¡tás!".
  • La otra manera de jugar es que seas tu la que le tapes la cara con una tela o con tus manos, haciendo las mismas expresiones.
  • Jugar al escondite escondiéndote tu detrás de una puerta, o de un sofá, y apareciendo a los pocos segundos mientras dices sonriente "¡tás!"

Verás como tu hija poco a poco irá siendo más activa en el juego, y cómo cuando juegues al escondite se quedará mirando al lugar en el que has desaparecido, lo que indica que es consciente de que volverás a aparecer. Así pues poco a poco va madurando, y por tanto, entendiendo la permanencia de un objeto.

Me gusta 940 puntos
Cristina Garcia
Si eres una experta (psicología, pedagogía, educación, etc.) puedes colaborar en la comunidad y ayudar a responder.
Usuario sin registrar
Usuario sin registrar
Dentro de poco formará parte de la familia Edúkame

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

preguntame

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><p><h3><h4><h5><h6><br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Pulsa al botón cuando esté lista tu Respuesta.
Lee nuestras normas para la publicación.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

Otras preguntas que te pueden interesar

Mi hijo de 5 años ha comenzado a entrenar a fútbol. Le encanta. Él es alguien con mucha motivación en general, tanto en la escuela como en el propio fútbol. Es muy competitivo y bastante egocéntrico...leer más
Buenas tardes, soy madre primeriza de un bebé de 2 meses y 3 semanas que desde que nació llora muchísimo y desconsoladamente. Al principio su pediatra me dijo que parecía que no tenía suficiente...leer más
¿Por qué mi hija de 15 meses nos separa cuando nos damos besos o abrazos delante de ella?leer más
¿Qué reacción debo tener cuando mi hijo de dos años le pega a su hermano de cuatro meses? Han sido ya cinco ocasiones en las que lo ha lastimado: mordidas, rasguños, golpe con un cochecito...leer más