No tengo paciencia, me enfado mucho y pego a mi hijo | Edúkame
Pregúntame

No tengo paciencia, me enfado mucho y pego a mi hijo

1 Respuesta

Tengo 30 años y estoy separada. Tengo un hijo de 4 años y un bebé de 4 meses [...]. Generalmente los disfruto mucho pero hay días que me sacan de quicio y les grito mucho, sobre todo al grande. Si llega a salpicar de pipi lo regaño, si se ensucia igual.

De tanto hacer eso él siempre me dice que me ponga contenta y trata de hacer cosas para agradarme. Me prometí que no le iba a pegar más. Hay días en que he estado a punto de pegarle, pero logro "controlarme" y sólo le grito muy fuerte hasta hacerlo llorar.

Sé que estoy mal, amo a mis hijos pero no logro controlar mi enfado cuando el mayor no hace las cosas como yo le digo. Siento una ira que casi me ciega y peor si es grosero con su hermanito.

¿Como puedo cambiar? Tal vez de repente me siento asfixiada y me gustaría tener un descanso y poder salir con alguna amiga o algo así.

1 Respuesta
Cristina Garcia
Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Así es Angélica, la respuesta la tienes en ti misma. Yo trabajo así en mi consulta con madres (o padres o educadoras) que se sienten y actúan como tú describes en tu escrito. Aunque amas por encima de todo a tus hijos, no es suficiente para tratarlos con el amor y respeto que se merecen. Porque tú eres una bomba que explota a la mínima. Estás cargada de enfado, de rabia, de insatisfacción, de frustración, de cansancio y de forma totalmente inconsciente te descargas con ellos.

Tus hijos son muy pequeños y son muy dependientes, por lo tanto necesitan mucho de tu cuidado, tu entrega, tu presencia de día y de noche. Tanta dedicación es agotadora, y además en tu caso, los estas criando sola. Por lo tanto, además de atención continua también llevas la carga de toda la responsabilidad. Y esa es la carga que les haces pagar (de forma inconsciente a tus hijos).

Entre tanta atención, dedicación y responsabilidad por tus hijos ¿Dónde quedas tú? ¿Dónde quedan tus necesidades? ¿Te las puedes satisfacer? ¿O simplemente escuchar? Seguramente la respuesta sea NO.

No poder atenderte, cuidarte, estar un poco por ti, darte gustos y placeres te hace sentir, como tú bien dices, asfixiada. Y antes de ahogarte del todo, sacas tu frustración, tu enojo, tu ira contra tu hijo. Con cada grito, con cada mal trato que le das le estás diciendo indirectamente“por tu culpa me siento mal, por tu culpa me estoy ahogando, por tu culpa no puedo tener un espacio para mi, por tu culpa tengo que estar limpiando, etc.”

Angélica, tu hijo no tiene la culpa de que tú te ahogues, de que tú tengas que criarlos sola (fue tu elección). Tampoco tiene la culpa de ser pequeño y te necesite mucho para convertirse en persona. Tampoco tiene la culpa de sentir celos. Así que date cuenta que les estás haciendo pagar (inconscientemente) una factura muy alta y ajena totalmente a él.

Cada vez que quieras pegar o gritar a tu hijo, que te sientas ciega de rabia y lo vayas a sacar contra él haz un STOP. Tu hijo no puede hacer nada tan malo que merezca un grito hasta humillarle o un azote (le estás haciendo mucho, mucho, pero que mucho daño).

Para, vete a una habitación, cierra la puerta y pega a tu cama, a los almohadones, patalea. Grita “estoy harta, no puedo más, etc.” Descarga al aire y no contra tu hijo. Eso permitirá deshogarte, sacar la rabia que sientes y después podrás ver que aquello que había hecho tu hijo (tal vez mancharse) no era en absoluto nada que mereciera un azote y un grito. Y así podrás tratar a tu hijo sin estar ciega de rabia.

De todas formas te animo busques ayuda, orientación. Sobre todo por el bien de tus hijos. Si mamá está serena, calmada, feliz, alegre tus hijos también lo estarán. Ambos os lo merecéis.

Usando estas pautas y técnicas ideamos el reto de la paciencia, un innovadora nueva manera de aprendizaje desde lo práctico, que te ayudará a cambiar tus hábitos respetando y teniendo en cuenta los aspectos emocionales. Y es gratis.

Puedes empezar haciendo click aquí.

Me gusta 1066 puntos
Cristina Garcia
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

Otras preguntas que te pueden interesar

Hola. Tengo un bebé de 23 meses y desde hace unos días el ya no me regala besos. Le pido besos y me dice que no. En cambio a su padre y a su hermano está siempre dándoles besos ¿Será que no soy tan...leer más
Mi hijo tiene 2 años y ya no quiero pegarle. Sé que no está bien educarlo así pero cuando lo hago no me doy cuenta hasta después. Él es todo para mi y me duele lastimarlo, ¿pero cómo evito...leer más
Tengo dos hijos: una niña de 4 años y un recién nacido. Y no sé qué me pasa, mi niña no quiere hacerme caso ni nada, le grito y le pego. Y no quiero tratarla así. Yo fui victima de maltrato domestico...leer más
Tengo un niño de 5 años , está en 3º de preescolar y ya le están enseñado silabas, leer francés, matemáticas... y yo pierdo mucho la paciencia y hasta le llego a pegar y no sé qué hacer. Al día...leer más