No quiere ir al colegio ni quedarse en el comedor | Edúkame
Pregúntame

No quiere ir al colegio ni quedarse en el comedor

1 Respuesta

Hemos empezado a llevar a mi hijo al colegio y tiene que quedarse al comedor porque nosotros estamos trabajando. Los primeros días iba contento aunque lloraba en el comedor. Ahora llora a la hora de entrar y dice que no quiere ir al cole, ni al comedor (aunque me dicen que en comedor ya no llora) ¿Qué podríamos hacer?

1 Respuesta
Cristina Garcia
Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Hola, tu hijo está en plena etapa de adaptación escolar y lo que podéis hacer para ayudarlo a superarla, y por lo tanto, ayudarlo a crecer es: acompañarlo en su emoción y motivarlo desde lo positivo

 

Acompañarlo en su emoción

Validar con mensajes de aceptación lo que está sintiendo y dejar que exprese su miedo, o tal vez angustia.

Dejar que diga “¡no quiero ir al cole! Y que lo haga llorando o enfadado. Abrazarlo y decirle “lo sé mi a amor, ya veo que no quieres ir, lo entiendo mi vida” y después un  abrazo o beso de consolación. De esos cuya importante misión es llenar su corazón.

Tras este mensaje, se suele caer en el error de seguir hablando y decirle “pero tienes que ir” o de darle explicaciones para que entienda que tiene que ir al colegio o quedarse a comedor.

Esta explicación sirve a los padres para calmar su angustia o culpabilidad, sirve para justificarse por la decisión tomada. Pero al niño pequeño no le ayuda en absoluto. El niño pequeño necesita poder expresar sus sentimientos y sentir que un abrazo lo protegerá.

Realizar un ritual de despedida (mirar el post) ayuda mucho al niño a sentirse querido y seguro, aunque no esté cerca de sus padres. Y por tanto, le ayudará a ir aceptando su realidad.

 

Motivarlo desde lo positivo

Si puedes, antes de salir del cole pregúntale a su profesora cómo ha ido el día, cómo ha ido en el comedor. Hazlo delante de él, que el oiga cómo te interesas por su día mientras no estabais juntos. Y de lo que te diga su profesora quédate solo con lo positivo para luego comentarlo con tu peque.

Así vas reconociendo su esfuerzo por estar en el colegio y en el comedor: “que bien cariño, la profesora dice que te has comido todo el primer plato! Eres un campeón! “Tu profesora dice que has jugado mucho hoy, cuántas cosas aprendes en el colegio”.

Destaca cualquier pequeño detalle en su conducta que veas le puede servir de reconocimiento.

Dedícale más tiempo y atención de juego y mimos por la tarde, tras la recogida en el colegio.

Leer juntos cuentos sobre estos temas, ayudaran a que el niño se pueda sentir más comprendido sin que por ello tenga que cambiar el que deje de ir al colegio o al comedor. De la tienda Edúkame te recomiendo dos cuentos, que abordan esta etapa desde el lado emocional.

También podéis hacer juntos un dibujo, para que lo guarde en la cartera o en su bolsillo mientras está en el colegio.

Un dibujo especial de mamá (o papá) seguro le ayudará a sentirse más seguro, aunque para ello necesitará también tiempo. Así que tu dibujo deberá ser especial y único cada día. Al igual que él cada día afrontará el nuevo día con nuevas y variadas sensaciones.

Me gusta 941 puntos
Cristina Garcia
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

Otras preguntas que te pueden interesar

Mi hija ahora tiene 3 años y acude a la guardería desde que tenía 10 meses. No quiere ir, todos los días llora . Habla muy bien y se expresa con claridad (es madura para su edad). El tiempo que están...leer más
La semana pasada mi hijo de 23 meses empezó la guardería y durante dos días fue de 9 a 12,30h y esta semana ya comenzó el horario completo (de 9 a 17h), con siesta incluida y desde entonces he notado...leer más
A la hija (6 años) de una amiga se le escapó el pis estando de excursión con el colegio . Los compañeros no se enteraron del percance. Ocasionalmente aún se le escapa por las noches, pero durante el...leer más
Mi hija tiene 2 años y 8 meses. Aprendió a andar con 14 meses. Está muy ágil y corre y salta sin problema. Hace 4 meses que apenas uso la silla. Sin embargo siempre que salimos a la calle juntas, me...leer más