Mi hijo tiene miedo a los ruidos fuertes y a los lugares ruidosos | Edúkame
Pregúntame

Mi hijo tiene miedo a los ruidos fuertes y a los lugares ruidosos

1 Respuesta

Mi hijo de dos años, desde que tenia meses de edad siente temor por los lugares donde se conglomera mucha gente y lugares ruidosos (fiestas de cumpleaños, ferias, eventos con música o fuegos artificiales). También siente mucho miedo cuando llueve por los truenos, no para de llorar y de abrazarme fuertemente y me dice que lo cargue y que nos vayamos del sitio. Estoy preocupada, no quiero que sufra y quiero que sea un niño mas seguro y disfrute de todo. ¿Qué puedo hacer para ayudarlo a superar estos miedos?

1 Respuesta
Ana Arribas
Pedagoga y coach especialista en inteligencia emocional

Sentir miedo por los ruidos fuertes es una emoción que puede aparecer entre el año y los dos años y medio y no es necesariamente una señal de que tu hijo sea inseguro, ya que a medida que crecemos vamos sintiendo miedo por diferentes cosas. El miedo es evolutivo y a medida que el niño crece lo habitual es que vaya superando aquello que le asusta. Por otro lado, es posible que tu hijo tenga un sentido auditivo predominante, de manera que un exceso de ruidos o de volumen le haga sentirse abrumado y necesite encontrar un lugar con menos ruidos donde pueda relajarse. Esa tensión y confusión pueden ser las que le hagan llorar y no el miedo. Obsérvalo. Por tu parte, entiendo que como madre no quieres que tu hijo sufra, pero el sufrimiento ajeno, al igual que cualquiera otra emoción o sentimiento que no sea nuestro, no lo podemos controlar ni evitar.

Formas de ayudarlo

Lo que sí tienes en tu mano es la posibilidad de acompañar a tu hijo durante el mal rato que pasa:

• Facilitándole un espacio más tranquilo, tal y como te pide.

• Mostrándote segura y confiada ante él. Ten en cuenta que si tu tono o tu gesto es de ansiedad por verle sufrir, o de temor, de inseguridad o frustración, tu hijo el mensaje de que efectivamente algo “malo” debe de estar pasando para que mi mamá esté así y estarás contribuyendo a que la situación se cronifique.

• Puedes acompañarle con palabras, tonos y gestos que le hagan sentir que estás a su lado, que entiendes lo que le pasa y que es algo que pasará "Estoy aquí, hijo, se que estás asustado, voy a estar contigo, esto pasará". Así, le estarás dando soporte emocional.

• Dale tiempo y espacio a su llanto para permitirle que exprese su emoción.

• Una vez le sientas más tranquilo, invítale a que te hable sobre lo ocurrido, a que reconstruya la historia que le ha llevado a sentir miedo para que pueda elaborar lo sucedido e integrarlo según sus propias palabras, gestos, dibujos o de otros modos por los que tenga preferencia tu hijo.

Quiero que sea más seguro

Por último, comentas que quieres “que sea un niño más seguro y disfrute de todo”, sin embargo, tu hijo ahora siente lo que siente y los dos estáis ante un proceso que necesita tiempo. Mostrándole tu confianza en su capacidad para superarlo y tu capacidad para respetar su proceso, estarás ayudándole a construir los pilares sobre los que asentará su seguridad en el futuro.

Me gusta 66 puntos
Ana Arribas

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

Otras preguntas que te pueden interesar

Tengo una hija de 4 años, Ainhoa, es su segundo año en el colegio. Lo que me ocurre es que no quiere caminar, siempre quiere ir en brazos cogida. Es un problema que venimos arrastrando desde el año...leer más
¿Que hago cuando le pido a mi hijo que devuelva un objeto que no es suyo?... Le pido el favor a mi hijo de 2 años y 5 meses que me devuelva un objeto que no es suyo de una forma amorosa y...leer más
No entiendo porque mi niño reacciona muy mal cuando se avergüenza o siente que se ríen. Estamos de lo más tranquilos viendo tv y de pronto nos reímos por alguna gracia y él en vez de reír nos lanza...leer más
Mi hijo Adrián tiene 6 meses y desde que nació ha sido un bebé supersimpático. No tenía problemas en estar en brazos de personas que apenas conocía (amigos, cuñadas, conocidos de la familia, etc),...leer más