Mi hijo se masturba mucho y en cualquier parte

¿Qué puedo hacer?

1 Respuestas

Hola, mi peque tiene casi 4 años, desde los 3 se masturbaba y lo consideré normal. He leído sus artículos sobre la masturbación infantil y he seguido los consejos, pero el continua haciéndolo muy frecuentemente. De 3 meses para acá lo hace sin importar si está caminando en la calle, si estamos con muchas otras personas. El problema es que aún tratando de hablar tranquilamente con él y diciéndole: "Por favor, hazlo solo en tu cuarto, cuando estés solito" su primera reacción es ponerse a llorar sin dejar de tocarse. Le he intentado cambiar de actividad, ponernos a caminar, cargarlo, etc. Él me responde que no y continúa haciendo lo suyo. Incluso he intentado decirle cosas como "si lo dejas de hacer ahora y te esperas a que lleguemos a la casa, te compro un chocolate de los que te gustan" también se niega ante este estímulo. En la escuela ya me pidieron que lo controle porque su comportamiento está alterando a sus compañeritos. ¿Qué puedo hacer?

1 Respuestas
Cristina Garcia
Cristina Garcia
Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Recuerda que la masturbación en los peques es una manera de canalizar sus emociones. Ansiedades, miedos, stress emocional. Para ellos es como un juego que les sirve no sólo para conocer su cuerpo, sino también para liberar tensiones, miedos, estrés emocional, angustias, etc.

Observa y acompaña a tu hijo en su día a día. Mira cómo se relaciona con los demás, qué hace cuando está solito, cómo juega.

No lo mires sólo con los ojos, míralo con todos tus sentidos, míralo con el corazón abierto y deja que tu intuición de madre te permita “oler” algunas pistas sobre qué le puede estar pasando interiormente a tu peque. Intenta no mirarlo con el juicio, ni con prejuicios.

No lo mires con etiquetas de si esto que hace no puede ser bueno, está feo, está perjudicando a sus compañeros, es malo que no pueda parar, qué diran los demás, etc…

Nadie mejor que tú conoce a tu peque, y si lo escuchas con todos tus sentidos seguro que por sentido común sabrás más o menos cómo orientarte para actuar. No te angusties, es sólo un periodo de su crecimiento.

La presión que están ejerciendo sobre ti las maestras sólo hará que angustiarte, y por tanto, también angustiarás a tu hijo. Recuerda que esto es sólo una etapa, un periodo y que como otros momentos de crecimiento necesita su tiempo y su proceso.

Mira si en estos últimos meses ha habido algún cambio en su rutina, en el colegio, con los compañeros, con las maestras. Algún cambio en casa o con mamá o papá, algo que tal vez que para ti sea insignificante pero que vivido en la piel de tu peque se percibe diferente. Date cuenta si tu peque juega lo suficiente, corre, salta, descarga toda su energía con otras actividades. A estas edades necesitan mucha actividad motora, física.

Cuando un niño se toca sus genitales en publico, el malestar y confusión que genera entre los adultos de su alrededor (padres, abuelos, maestros, amigos…) suele ser debido a la falta de recursos para atender esta conducta. Esta confusión y preocupación en el adulto por no saber qué hacer, cómo ayudarlo impiden poder observar al niño de forma global y abordar el tema con naturalidad.

No nos olvidemos que lo más importante es ayudar al pequeño a gestionar y canalizar mejor sus emociones (miedo, angustia, estress, apatía…). Así que si ves que esta etapa te angustia en exceso y no sabes más que hacer, lo mejor para toda la familia es buscar orientación, ayuda de forma personalizada (a través de la pantalla es dificil...).

Si quieres conocer más recursos para superar esta etapa, sigue leyendo el siguiente punto.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

Relacionados

Atención al cliente: 93 551 14 14
ver cesta
Total: 0 €