Mi hijo no quiere saludar ni besar a las visitas | Edúkame
Pregúntame

Mi hijo no quiere saludar ni besar a las visitas

1 Respuesta

Mi hijo de 4 años no quiere saludar a nadie que visita nuestra casa o cuando vamos a ver a alguien, ni siquiera dice hola. Además paso vergüenza ya que cuando alguien le habla no contesta o si lo tocan tampoco se deja. Él no siempre es así, con las personas que quiere conversa pero no es muy cariñoso. ¿Qué actitud debo tomar?

1 Respuesta
Cristina Garcia
Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Gisela, lo mejor para tu hijo sería que tomaras una actitud de respeto hacia su decisión de no besar ni saludar. En esta etapa él quiere decidir a quien besa y a quien no, y seguramente lo hará en función de su estado de ánimo en ese día: si se siente seguro, comunicativo o si está receptivo ese día tal vez desee saludar a las visitas. Si otro día no se siente con deseos de conocer, si se siente inseguro o si se siente forzado, seguramente muestre su rechazo.

Lo que pasa es que tú interpretas su conducta de “vergonzosa”. Dices que su conducta te hace pasar vergüenza porque no responde cuando le hablan ni se deja tocar. ¿Qué es lo que te da vergüenza? Que los demás piensen que tu hijo es un maleducado o que piensen que no le estás educando bien.

Crees que es mejor forzar a tu hijo a ser siempre correcto con los demás que respetar su estado interior, su auténtica manera de ser. La verdad es que a muchos de nosotros nos han enseñado que siempre hemos de ser amables, correctos, formales con los demás, con los familiares y con las visitas y, sobre todo, responder cuando se nos habla. Y lo llevamos a cabo, porque así nos enseñaron nuestros padres pero el precio de este patrón conductual es que le estamos dando más importancia al “quedar bien con los demás” que a atender nuestro estado interior, atender a cómo somos realmente, a nuestro mundo emocional.

Tu hijo no hace nada malo, ni es un maleducado, ni es un grosero. Si tú respetas esta actitud y lo haces con naturalidad, podrás ir apreciando la manera de ser tu hijo y ofreciéndole la seguridad que necesita para esta edad. Si él no quiere ser tocado, lo está claramente expresando con su rechazo, pues mejor respetarlo con naturalidad. Ante su negativa a saludar, puedes decir “bueno, tal vez más tarde quieras saludar”, y pasas a otro tema. Si tu hijo no quiere hablar con los invitados, no dejes que esto pase a ser el tema central de la conversación. Con decir “bueno, cuando él quiera ya saludará” y pasas a hablar de otro tema es suficiente para respetar y hacer que lo demás respeten a tu hijo. Lo puedes hacer con la total firmeza que con esta actitud estás ayudando a tu hijo a ser como él quiere ser, y no como los demás les gustaría que fuese (¡un niño modelo a todas horas!).

Acepta, respeta, ama a tu hijo por como es y no por cómo te gustaría a ti que fuera. Es un aprendizaje que te recomiendo de todo corazón.

Sigue leyendo para saber más sobre las emociones en la infancia.

Me gusta 944 puntos
Cristina Garcia
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

Otras preguntas que te pueden interesar

Me parece bien respetar , como dice el artículo, que mi hijo no quiera saludar con un beso. Ahora tiene tiene 4 años. ¿A qué edad debo exigirle el saludo?leer más
Hola, este mensaje va de parte de mi tía paterna que tiene dos niños, uno de casi 6 años y otro de 9 años. La cuestión es que no sabe controlarlos: el mayor come demasiado y pega al pequeño, no hace...leer más
Buenas tardes, soy madre primeriza de un bebé de 2 meses y 3 semanas que desde que nació llora muchísimo y desconsoladamente. Al principio su pediatra me dijo que parecía que no tenía suficiente...leer más
Hola, tengo un pequeñito de 2 años 8 meses, llevamos sólo una semana con el control de esfínteres y ya me avisa para ir a hacer "pipi" y lo hace con mucha felicidad, pero no quiere hacer caca ni...leer más