Mi hija es mala comedora | Edúkame
Pregúntame

Mi hija es mala comedora

1 Respuesta

Maria de 3 años siempre ha sido mala comedora. Sus hábitos de comer nunca han sido del todo buenos, siempre encima de ella. Hace quince meses nació su hermano, todo iba más o menos igual, alternando etapas, pero comiendo. Pero hace poco coincidiendo con que su hermano ha empezado a hablar y a caminar su comportamiento ha empeorado bastante. Es desobediente, incluso en el cole. Ya no hace caso a nada, conseguimos que coma a base de gritos, enfados, malas caras.

Total, que después de semanas en este plan, decidimos cambiar de actitud. Ayer en el desayuno, se lo pusimos en la mesa, durante media hora, mientras seguíamos con nuestra rutina de dar a su hermano, prepararnos, desayunar con ellos... ni lo tocó. Así que, sin un mal gesto, se lo retiramos. Igual sucedió en la comida. Nos pusimos los tres a comer y ella sin tocar su plato. No le hacíamos caso, nosotros hablábamos y no le hicimos caso en ningún momento, a los cuarenta minutos se lo retiramos y a la siesta. Merendó, y la felicité y abracé, pero no cenó ni ha desayunado esta mañana. Yo estoy nerviosa, tratando de ser firme, pero esta mañana estaba llorosa y sedienta, pide mucha agua, claro! No come! Nos ha dicho que tenía sueño. Y yo le he explicado pacientemente que todo eso le sucedía por no comer, y que yo no estoy enfadada. Pero, ella es delgadita y está agotada ¿Cuanto de lejos va a llegar ella?

1 Respuesta
Cristina Garcia
Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Parece que tu hija sabe muy bien cómo poneros en situación límite con el acto de comer. Tú sufres cuando ella no come, sufres por su salud, porque crees está desnutrida. Ella utiliza este tema para tener toda vuestra atención, aunque sea en negativo (enfados, chantajes, gritos, amenazas…) y para hacerse ver. Además ahora necesita hacerse ver más que su hermano.

Hasta ahora puede que entre vosotros y ella haya habido una especie de lucha de poder: a ver quién podía imponer más su criterio: si ella con “como sólo lo que quiero” o vosotros “debes comer lo que nosotros creemos necesitas”.

Tu hija se ha creído que es mala comedora

Date cuenta que desde su nacimiento el tema de la comida (o mejor dicho de la no comida) ha sido el tema central, “siempre encima de ella”,el tema protagonista que os ha dado muchas angustias y pocas satisfacciones. Incluso como siempre os habréis referido a ella (de forma inconsciente) con la etiqueta "eres mala comedora" , María no ha hecho otra cosa en su corta edad que ir reforzando esa etiqueta con la que se siente muy identificada.

Mira a tu hija más allá de la comida

El cambio de actitud que recién acabas de iniciar te va a permitir ver a tu hija más allá de la comida y de la posible enfermedad que intuyo es el fantasma que siempre tienes presente (baja de peso, débil, delgadita, anemia..). Como dice el pediatra Carlos González “ningún niño que tiene comida para llevarse a la boca se muere de hambre”, así que aunque a ti te parezca está muy débil porque está comiendo muy muy poco, realmente está comiendo lo que quiere y necesita.

Comió la merienda y parece fue suficiente para ella. Hiciste bien por haberla abrazado, pero que el mensaje sea “veo te sabes cuidar, pues has comido para tener energía para jugar” pero que no tenga que ver contigo, es decir, que el mensaje no sea “como has comido estoy contenta y te abrazo”.

Ella sí sabe comer y ella decide

Con esta nueva actitud le muestras que siempre la quieres, coma o no coma y a la vez, que la comida es algo que le beneficia a ella, así que tú confías en que ella ya decidirá cuándo y cuánto comer. Tú con amor le preparas los alimentos que sabes le gustan y le benefician, la cantidad que tu crees ella puede comer. El resto le toca decidir a ella.

Pero, decida lo que decida no se va a parar el mundo, vais a seguir haciendo cosas juntas con amor y actitud positiva, con caricias y alegría. Sin enfados por no comer (aunque por dentro estés sufriendo, pero este sufrimiento es algo que tiene que ver más contigo, con tu manera de entender la maternidad y que se mostró ya desde un inicio).

Mira sus virtudes y otros logros

Destaca sus virtudes, sus pequeños logros, sus cualidades, hacer cosas juntas que ella sepa hacer o jugar a cosas nuevas. Que durante una larga temporada la comida no sea más motivo de atención.

Si ves que este tema te sigue planteando grandes dificultades para avanzar en esta nueva actitud, te recomiendo busques ayuda profesional o puedes usar el servicio de consulta telefónica de edukame. Te podré ir asesorando de forma más personalizada.

 

Me gusta 940 puntos
Cristina Garcia
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

Otras preguntas que te pueden interesar

Tengo un hijo de 6 años. Hace 3 años presenció la muerte repentina de mi madre . Desde entonces no quiere ir a la casa de mi padre, ni quiere que él lo bese . Si lo obligo a ir se pasa todo el rato...leer más
El motivo de mi consulta, es referente a mi sobrina Inma que cumplirá 4 años el próximo mes de Junio, y desde hace 11 meses tiene un hermano, Adrián. Hace como semana y media que se orina encima ,...leer más
Hola, necesito ayuda, ya estoy desesperada y no se que hacer. Tengo una hija de 5 años a quien amo con toda mi alma y un bebé de 6 meses. Desde su llegada mi hija experimento cambios serios, ella...leer más
Mi hija de 5 años tiene una adolescencia prematura . Nos discute todas las órdenes que les damos y cuando le decimos que no es negociable y que debe hacer lo que le decimos, se pone a llorar y a...leer más