Los deberes escolares, un suplicio para muchos padres | Edúkame

Los deberes escolares, un suplicio para muchos padres

Mi hijo no hace las tareas escolares y no sé como conseguirlo

1

Después de un día en el colegio, el pequeño debe llegar a casa y continuar con su labor realizando las tareas que le haya encomendado su profesor. El cansancio, la desidia y distracciones tales como la televisión o los videojuegos pueden apartar a tu hijo de estos deberes y esto suponerle un retraso en la escuela.

Es muy importante que el niño se acostumbre a realizar sus tareas todos los días, de esto dependerá el que adquiera un futuro hábito de estudio que le será necesario para afrontar las etapas escolares venideras.

Cómo puedes ayudar a tu hijo con las tareas escolares

  • Los deberes son una responsabilidad de tu hijo, házselo entender como tal, sus estudios serán la plataforma para su futuro. El no hacer los deberes tendrá unas consecuencias tanto a medio como a largo plazo.
  • Fija una hora para el comienzo de las tareas escolares.
  • Diseñar un horario juntos: merendar, hacer los deberes, ver la tele o jugar un rato, cenar, bañarse, irse a la cama. Y muy importante, cumplirlo.
  • Solo se puede estudiar en un ambiente tranquilo, mientras el niño esté haciendo los deberes no puede estar la televisión puesta o la música alta o ningún juego o juguete cerca.
  • El lugar de estudio también es muy importante, debe de haber una mesa donde se apoye al escribir, nada de hacer los deberes tumbado en el sofá o en la cama, procura que tenga todo el material que vaya a necesitar a mano, libros, diccionarios, lápices, así no se tendrá que levantar y perder la concentración.
  • Cuanto más os impliquéis los padres en los estudios de los hijos, más interés tendrán ellos, de hecho hay niños que no hacen los deberes para llamar la atención de sus padres. Controla qué tarea tiene pendiente y cómo la hace, si te dice que ya ha terminado, revisa sus cuadernos con él y asegúrate. Si te pide ayuda muéstrate disponible, nada de “a tu edad yo hacía los deberes sin que nadie me ayudara”
  • Aprovecha cualquier momento para reforzarle lo aprendido, si habéis estudiado las plantas, pide que te ayude a regar las de tu terraza y habláis de como se nutren, crecen y se desarrollan o si un día vais en coche y veis el mar recuérdale qué peces viven allí.
  • Incentivar siempre es bueno, pero no debemos confundir al niño con que si hace los deberes recibirá un premio porque entonces no lo tomará como su responsabilidad diaria. Puedes darle una recompensa por su buen rendimiento escolar como una tarde en el cine todos juntos o ir al parque que le gusta tanto, pero que está más lejos de tu casa.

Los padres tenemos un papel fundamental en la vida de nuestros hijos, pero también los maestros, reúnete con ellos, asiste a sus tutorías, hacer un seguimiento conjunto del día a día del pequeño, el trabajo común repercutirá en los buenos resultados de tu hijo.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

¿Cuándo empiezan con sus primeras palabras? ¿Cómo es la progresión del lenguaje en los niños? ¿Cómo los padres podemos enseñarles? La comunicación es una herramienta básica para...
El desarrollo del lenguaje en la infancia

Escrito por:

María Nuez
María Nuez

Madre que habla a otras madres de igual a igual.

Perfil G+: ver

  • Karen Jara Saldivia

    bue na informacion para tenerla pendiente

Relacionados