La tartamudez infantil | Edúkame

La tartamudez infantil

Alteraciones y dificultades al hablar

1

Si tienes un hijo de entre 2 y 5 años de edad, es muy probable que hayas notado que en ocasiones, o incluso frecuentemente, presenta problemas de fluidez: se traba al hablar, se bloquea, incluso repite algunas sílabas o palabras.

No te preocupes, lo primero que debes saber es que se trata de un proceso totalmente normal, es evolutivo e igual que viene, desaparece por sí solo, por lo que no es necesario solicitar la intervención de un logopeda.

Esto ocurre porque, dada su edad, su capacidad cognitiva va aumentando; el niño tiene muchas ganas de expresarse y muchas ideas que comunicar, pero todavía no está totalmente preparado para ello: necesitará que sus órganos (lengua, mejillas, labios…), su discriminación auditiva (capacidad para identificar sonidos) y sus habilidades sociales mejoren y se desarrollen. Digamos que es como si su mente fuera más rápido que su boca, que no transmite la información tan rápido como el niño quiere.

Es cierto que no todos los niños pasan por esta fase, pero del mismo modo hay niños que aprenden a gatear o a caminar con más facilidad que otros. Cada niño necesita su ritmo de aprendizaje, y nuestra labor como educadores es conocerlo y respetarlo.

¿Qué hacer cuando esto ocurre?

  • Mantén la calma. Debemos actuar como si el niño estuviera hablando sin trabarse.
  • Evita corregirle, reñirle o terminar las frases por él.
  • Cuida tus gestos faciales y corporales: evita que el niño note tu preocupación, ya que lo único que puede provocar es que se ponga más nervioso, aumentando así sus dificultades.
  • Evita obligarle a hablar en situaciones en las que se siente más avergonzado.
  • Evita hacer comentarios delante de él sobre su forma de hablar, incluso cuando hable bien.

Es comprensible que como padre o madre, te sientas preocupado ante esta situación, pero si llevas a cabo estos consejos, las disfluencias irán desapareciendo. Actuar con normalidad es la clave para que el desarrollo del habla siga su curso.

 

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

María José Vicente Sánchez
María José Vicente Sánchez

Neurologopeda, Maestra de Audición y Lenguaje y Maestra de Pedagogía Terapéutica

Otros artículos que te pueden interesar

En el mercado se pueden encontrar juguetes que por su calidad o valor pedagógico no son buenos juguetes para nuestros hijos, por ello es muy importante fijarse bien en el tipo de fabricación, su...leer más
Si tu hijo juega siempre solo, puede tener un problema para relacionarse con los demás niños. Es bueno que un niño sepa jugar y entretenerse solo estando a gusto consigo mismo, pero a partir de los...leer más
Un día de playa puede ser una experiencia fantástica para ir con tus hijos, el sol , el mar y la arena son elementos con los que los niños disfrutan y se lo pasan bien. Asegúrate de elegir una playa...leer más
La miel y el azúcar de caña contienen en su composición hidratos de carbono de cadena corta entre los que destaca la fructosa, también presente aunque en menor medida en frutas y verduras. Los fructo...leer más