La etapa de reírse del caca-culo-pedo-pis | Edúkame

La etapa de reírse del caca-culo-pedo-pis

¿Por qué les hace tanta gracia?

3

Escribí ayer para un artículo del pais.com sobre la etapa infantil en que los niños y niños hablan, comentan, gritan e incluso señalan los culos, penes, vulvas, nalgas, tetas, cacas, pedos propios y de los demás. Y todo ello acompañado de una gran e inocente carcajada. Si ¡inocente!

Para nuestros peques de entre 3 a 5 años (más o menos), se ha despertado un interés especial por todo aquello que tiene que ver con los genitales y las cacas. Y este interés lo demuestran a todas horas, en cualquier lugar y delante de quien sea. Y este es el punto que peor llevamos los padres, educadores, abuelos, amigos, etc. Nos incomoda, pasamos vergüenza, sobro todo por lo que dirán los demás. ¿Pensarán que soy mal padre o madre?, ¿pensarán que mi hijo es un maleducado?

¿Qué puedes hacer?

Entiende que es una fase normal de su desarrollo infantil y que esta etapa pasará. No uses sólo una actitud negativa y de reproche ofrécele también a tu hijo momentos en los que sí pueda hablar, reírse, divertirse con estas expresiones.

Cuando esté con amigos seguro saldrá el tema o incluso se querrán enseñar sus culos, penes, vulvas, tirarse pedos. Haz oídos sordos a lo que oigas y en todo caso estate vigilante desde la distancia para que no se hagan daño con nada.

Diviértete y ríete con tu hijo, con tu hija

Diviértete tú también con él o ella (una buena oportunidad para rescatar momentos desinhibidos, espontáneos, propios de tu “ser niño o niña”). Ofrécele ratitos en los que juguéis a hacer ver que os tiráis pedos (y el ruido sale de boca), a taparos la nariz diciendo qué peste, qué peste; jugar a tocaros los culetes y reíros, reíros mucho; incluso seguro que podéis enseñarle alguna canción del estilo “caca-culo-pedo-pis” de Enrique y Ana (¡yo pertenezco a esa generación!).

Hay cuentos ideales para compartir mientras dura esta etapa que hablan de los culos y cacas. Mi preferido El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza.

Ahora SI, ahora NO

Habrá momentos en que harás ver que no has oído nada y otros en los que tendrás que poner freno y decirle que ahora no se habla de culos, ahora no se juega a las pedorretas, ahora no es correcto usar la palabra caca. Y se lo trasmites con seriedad y firmeza. Para que vaya entiendo poco a poco que no todos los momentos son válidos y que no a todas las personas les hace gracia oír estas palabras.

Al combinar momentos de SI con momentos de NO, le estás ofreciendo a tu hijo una forma sana de saciar su necesidad propia de esta edad a la vez que va aceptando la norma “ahora no es correcto, ahora no toca, ahora no se juega”.

Por ejemplo, “Ahora estamos cenando y en la mesa no se habla de culos y pedos; en casa los abuelos no se juega a los culos porque a ellos les enfada; en la calle no se juega a mostrar culos, en casa sí… “

Es una etapa normal para nuestros peques que ellos viven con total naturalidad y como un divertido y novedoso juego, así que papis y educadores, mejor vivirla desde la flexibilidad y no desde el prejuicio y tabú del mundo adulto.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

El libro de los culitos El libro de los culitos está dirigido para aquellos niños que se encuentran en la fase de control de esfínteres y empiezan a usar el orinal. Mediante graciosas ilustraciones...leer más
La información que encontrarás en este post, está tomada de forma literal de una pequeña parte del número de mayo de la suscripción que aborda ampliamente La sexualidad en la infancia. Qué hacer y...leer más
La sexualidad infantil es diferente a la sexualidad de adultos, y por tanto, es un grave error intentar valorar la sexualidad de nuestros niños y niñas pequeños tomando la sexualidad adulta como...leer más
Pueden pasar unos meses entre que el niño controle sus esfínteres durante el día y lo pueda hacer también durante la noche. El control nocturno es más difícil que el diurno puesto que el niño está...leer más