Pregúntame

He visto a mi hija tocándose

1 Respuesta

Hola tengo una niña de 5 años y me doy cuenta que ella ya ha empezado a tocarse y todo eso. Yo no quiero que mi hija crezca con tabúes. Quiero que sea libre y nada prejuiciosa. Que pueda tener confianza para contarme cosas. En conclusión ¿qué hago cuando la vea? Quiero ser muy natural. Gracias.

    Usuario sin registrar
    Usuario sin registrar
    Dentro de poco formará parte de la familia Edúkame

    Plain text

    • No se permiten etiquetas HTML.
    • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
    • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

    preguntame

    • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><p><h3><h4><h5><h6>
    • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

    Pulsa al botón cuando esté lista tu Pregunta.
    Lee nuestras normas para la publicación.

    1 Respuesta
    Cristina Garcia
    Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame
    No te pierdas mi próximo curso: Curso Educación emocional infantil

    Hola, te invito acompañes a tu hija en esta etapa con afecto y respeto.

    nina-feliz

    La masturbación infantil es una etapa más dentro del desarrollo madurativo de nuestros peques. Para ellos es bueno descubrir sus genitales como fuente de placer. Además lo sienten como una necesidad, un impulso natural e inconsciente de tocarse para obtener placer, a la vez que van conociendo las partes de su cuerpo. Suele empezar sobre los 2 a 4 años de edad.

    En esta etapa no existe fantasía sexual, como ocurre en la adolescencia y en la vida adulta.

    Es frecuente descubrir a nuestros peques tocándose con gran afición, sin ningún disimulo, expresando gran concentración.

    Suelen frotarse con las almohadas, los pañales, cojines, los brazos de los sillones o incluso mediante algún juguete colocándolo entre las piernas. Algunos realizan movimientos rítmicos, se ponen colorados, empiezan a sudar y llegan a  obtener un orgasmo.

    Verlos suele despertar intranquilidad y desconcierto porque como adultos pensamos en el placer sexual, en la sexualidad como la vivimos nosotros. Y no tiene nada que ver. Hay que pensar que en el mundo infantil es una etapa necesaria para su desarrollo y que necesita:

    1) Nuestro respeto y compresión

    2) Nuestra guía, orientación

    1) Nuestro respeto y compresión.

    Cuando descubras que tu hija/o se masturba ocasionalmente en casa ignóralo, no digas nada como muestra de respeto. Hazte la loca/el loco y déjala sóla, en intimidad. Evita gestos o miradas de desaprobación. Ella está jugando con sus genitales para obtener placer, para liberar tensión y con todo ello está aprendiendo de su cuerpo. ¡Está creciendo de forma sana!

    No lo asocies con que es una conducta dañina, ni pecaminosa (de pecado). No la reprimas ni la prohíbas. Pues le estarás conduciendo a que viva su sexualidad de adulto con culpa o vergüenza. Si tú reaccionas de forma negativa, tu peque asociará el placer genital con algo "sucio","feo", "malo". Esta relación le afectará en su  esquema corporal y en el desarrollo de su sexualidad adulta.

    2) Nuestra guía, orientación

    Aunque actuemos como si no los estuviéramos viendo, hemos de prestar atención con cuidado y respeto a :

    • Cómo se masturban: roces, dedos, cojines o se introducen algún objeto.
    • Si se masturban en espacios de la casa comunes o en su intimidad.
    • Si se masturban con demasiada  frecuencia al día.
    • Si empieza a ser muy habitual que deje de jugar por masturbarse con frecuencia.

    Aspectos todos ellos que iré explicando en siguientes post. Observar con discrecion cómo lo hacen nos dará pistas de si todo es normal o si necesitan de nuestra orientación e intervención.

    Mi hijo desde los tres años y medio suele jugar a ponerse dentro del calzoncillo una mantita muy pequeña, o a veces algunos juguetes. Suele hacerlo durante un  ratito muchas tardes en su habitación.

    Al descubrirlo le preguntamos con toda naturalidad "- ¿A qué estás jugando? A nada. Bueno, yo veo que estás jugando a algo y que te gusta. Si, pero no es nada. De acuerdo, pues te dejo a solas para que sigas jugando". Al cabo de unas semanas él mismo bautizó este juego con el nombre de jugar a pañales.

    Me gusta 865 puntos
    Cristina Garcia
    No te pierdas mi próximo curso: Curso Educación emocional infantil

    ¡Haz una pregunta ahora!

    Publica tu pregunta de forma anónima y los expertos de nuestra comunidad te responderán. Es gratis.

    Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

    Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

    Otras preguntas relacionadas que te pueden interesar

    Buenas noches. Sé que golpear a un niño esta mal y me siento pésima cuando castigo a mis pequeños: una nena de 7 y el otro de 5 años. Él esta muy respondón y mal criado y ella no para peleando con él...leer más
    Tengo una hija de 6 años. Pierdo la paciencia muy rápido y le pego si no hace las cosas como yo quiero. Trae bajas notas dando como excusas cualquier tontería. Antes podía controlarme ahora no. Tengo...leer más
    Hola Cristina, tengo una niña de 11 meses que no duerme nada por las noches, aún le doy pecho y se despierta muchísimas veces reclamando la teta (me tiene a mí de chupete). No quiere chupete, hay...leer más
    Mi hija tiene 2 años y medio, y es una niña muy nerviosa, activa ... y con mucho carácter; pero si algo ha realizado siempre bien ha sido el dormir y el hecho de irse a acostar. Siempre a la 1ª y sin...leer más