He dejado el chupete, ¿y ahora qué? | Edúkame

He dejado el chupete, ¿y ahora qué?

El niño necesita una alternativa al chupete que le ofrezca seguridad emocional

1

Cuando el niño despide su chupete y lo tira a la basura, o se lo da a los Reyes o lo tira por correos se seinte victorioso y satisfecho porque mamá y papá están contentos, y porque a él le gusta ser mayor. ¡Es un gran logor para él o ella! Pero tras la euforia del primer o primeros dias, llegan los momentos de inseguridad e incluso de angustia.

El chupete era su aliado para el placer, para calmarse, para entretenerse, para consolarse y ahora no lo tiene…… Y esto le genera una  angustia e inseguridad que es muy normal.

Como reconocimiento por su logro sería ideal que tu hijo recibiera tras haber despedido definitvamente a su chupete un muñequito bonito, agradable al tacto y de tamaño mediano. Nosotros te proponemos el conejito caricias de la caja Eduakbox, pero sirve cualquier otro muñeco.

El muñeco, su alternativa emocional

Este muñeco tiene una misión muy especial en la vida del peque que acaba de dejar su chupete: ser su alternativa emocional en los momentos críticos.

En aquellos momentos en los que el chupete hacía una función de relax, de calma, de sosiego, ahora lo podrá hacer con este muñeco. Su tacto, su compañía son una buena alternativa para ir superando poco a poco, el no tener chupete.

Y ahora ¿como me consuelo?

Cuando un niño deja su chupete, lo más difícil para él no es tomar la decisión, sino el vació con el que después se encuentra. El niño ahora se encuentra ante la gran pregunta: y ahora ¿cómo me calmo en momentos de soledad, de miedo, de enfado, de cansancio? Y ahora…¿como me relajo cuando estoy solito en mi camita o en el cochecito?  

En definitiva, el niño necesita ayuda para cubrir esa necesidad emocional que hasta ahora el chupete se encargaba e cubrir.

Tenlo a mano en momentos de emergencia

Este muñeco será su gran aliado durante una larga temporada, además algo que podrá mostrar a los demás como el triunfo de un gran logro para él. ¡Tenlo a mano para casos de emergencia! Habrá situaciones críticas como puede ser tras una caída, o cuando está cansado, o cuando se frustra por algo que no obtiene, o cuando quiere dormir etc., en las que el muñequito le ayudará.

Puede que a tu peque no le baste con tocar el muñequito y necesite llevarse a la boca un trozo de oreja y chuparlo. No te preocupes y evita reñirlo o llamarle la atención por ello. Recuerda que está en un momento difícil y necesita calmar la ansiedad de no tener chupete. Verás que conforme tu hijo vaya cogiendo seguridad se le irá pasando.

El pulgar no es una buena alternativa

Es importante evitar que el niño escoja como alternativa a su chupete, chuparse su dedo pulgar. Evitar esto es difícil pero ayuda mucho estar atentos a cubrir sus angustia e inseguridad con mimos extras por nuestra parte y con un muñeco agradable y manejable que también le dé mimos.

Constancia, paciencia y comprensión amorosa

Las primeras noches en las que el niño se va a dormir sin chupete, suelen ser las más difíciles tanto para el propio niño como para los padres. La solución está en vuestra firmeza y constancia, y sobre todo en vuestra paciencia para preservar la calma y entender que esta angustia que ahora siente es normal y que en breve la superará, creciendo con ello un poquito más.

Ofrécele su nuevo muñequito para dormir y habla con tu hijo sobre su nuevo logro, lo mayor que es y que entiendes que le esté costando un poquito.  Sobre todo, muestra a tu hijo que le comprendes y también sé clara con tus mensajes con respecto a que el chupete ya no se usará más.

Y...¡no te olvides de mostrarte orgullosa de tu hijo cuando se consuele con otra cosa que no sea el chupete!

Recuerda que puedes conseguir el Conejito Caricias en nuestra caja Edukabox "¡Chupete fuera!"

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

La despedida del chupete
Los recursos de este número estan centrados en la despedida del chupete, para ayudar al niño o niña pequeño a decir adiós sin
Un proceso que necesita atención emocional

Escrito por:

Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

  • Patriuzka

    Excelente recomendaciones! Tengo que armarme de paciencia, porque llora mucho por las noches. Calmare su ansiedad con mimos, canciones, y un osito que ella quiere mucho! Muchas gracias por el escrito!

Relacionados