Enseñar educación emocional en casa | Edúkame

Enseñar educación emocional en casa

Qué hacer en casa para potenciar la autoconciencia emocional en los niños

0

Aquí comparto con vosotros los primeros ejemplos prácticos sobre cómo desarrollar en casa uno de los beneficios de la educación emocional: la autoconciencia emocional, en concreto, la capacidad para reconocer y poner nombre a las emociones.

La importancia del modelado adulto

Cuando hablamos de niños pequeños la mejor forma de enseñarles algo es a través del modelado, es decir, haciendo nosotros aquello que queremos que hagan. Los que ya habéis leído otros escritos míos, podréis anticipar lo que voy a decir ahora…efectivamente, para poder modelar hace falta estar conscientes y ser responsables de lo que les estamos mostrando con nuestro ejemplo, es decir, no vale pedirle al niño que no grite mientras se lo decimos gritando…

Los niños pequeños tienen tres herramientas básicas para aprender: la observación, la imitación y la experimentación. Las conexiones cerebrales que a los adultos nos permiten tener y usar la capacidad reflexiva (esa que solemos usar con los niños mediante largos discursos para explicarles porqué algo está bien o mal mientras nos miran con cara de ¿?), comenzarán a producirse con carácter general a partir de la primera década ya cumplida. Es por esto que el enseñar algo haciendo se adapta más a ellos por ser algo observable, imitable y experimentable.

Ideas para practicar en casa

En el caso de la autoconciencia emocional les podemos ofrecer cómo nos manejamos con la nuestra, cómo nos sentimos, que sensaciones tenemos en el cuerpo con emociones diferentes y qué alternativas usamos para primero experimentarlas y después integrar lo ocurrido.

Así, pues, busquemos alternativas para comunicarnos con nuestros pequeños con la intención de que vayan conociendo, reconociendo y nombrando lo que les pasa cuando se han visto bañados por una emoción.

Algunas propuestas:

  • Hacer historias con recuerdos de nuestra infancia del tipo “a mí lo que más me enfadaba de pequeña era…” o “estuve muy triste cuando se murió mi abuelo y sentía…”
  • Utilizar metáforas y/o pintar con colores para describir sensaciones corporales, para dibujar o nombrar las emociones… Hay una obra teatral infantil que mostraba  muy bien este ejemplo, se titula Berrinche.
  • Jugar a adivinar mediante gestos  faciales y corporales la emoción del otro…
  • Compartir la  lectura de cuentos ilustrados sobre emociones…
  • Utilizar ejemplos de sus dibujos animados preferidos…
  • Elaborar un cuento en familia sobre algo emocional que haya ocurrido…
  • Jugar con papel de periódico, plastilina, pasta de sal, etc.,  para darle forma a las emociones
  • Tener una pizarra con caritas del tipo emoticono para que cada uno pueda pintar o poner con velcro cómo se siente cada mañana…
  • Jugar a ponerle sonido o movimiento a las emociones o inventarse palabras alternativas para nombrarlas…

Hay muchas opciones más, solo hace falta que padres y madres despleguemos nuestra imaginación y creatividad para adaptarnos a las necesidades e intereses de nuestros hijos.

¡Cuéntanos lo que has hecho tú!

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Educación emocional en la infancia
Con estos recursos os proponemos el descubrimiento de las emociones en la infancia. En este número encontrarás: 1) Una guía
Guía y material educativo para identificar las emociones infantiles

Escrito por:

Ana Arribas
Ana Arribas

Pedagoga y coach especialista en inteligencia emocional

Perfil G+: ver

No hay comentarios para Enseñar educación emocional en casa

Relacionados