Enseñar al niño a ser más autónomo | Edúkame

Enseñar al niño a ser más autónomo

¿Cómo le puedes enseñar a ser autónomo?

0

 

Una de las frases que más escucho a mis alumnos es:

No puedo, ponme la chaqueta, los zapatos, abróchame la bata...

La primera reacción es ponerle la chaqueta  porque no sabe, aún es pequeño o hay prisa y es más rápido si lo hago yo. De esta manera no ayudamos a que el niño crezca siendo autónomo, es decir, que se valga por sí mismo.

¿Por qué es importante que el niño sea autónomo?

Hay varios motivos y destaco dos que se relacionan entre sí, como si fuera un círculo de consecuencias: cuando el niño consigue hacer algo por sí mismo y sin ayuda del adulto aumenta su autoestima. En el momento que el peque dice "Lo hago yo solo"  y tú le dejas sentirá placer al comprobar que él puede y que se hace mayor. A la vez, comprobar que él  puede hacerlo y lo ha conseguido le produce seguridad en él mismo. Esta seguridad la utilizará para repetir lo que ha aprendido y para atreverse con próximos retos.

¿Cómo le puedes enseñar a ser autónomo?

La adquisición de la autonomía es un trabajo del niño y del adulto que le acompaña. A medida que el niño va adquiriendo autonomía en los hábitos de higiene, en la alimentación, en el vestir, en la convivencia, etc.,  se va sintiendo más seguro, tranquilo y con ganas de aprender. Enséñale a ser autónomo teniendo en cuenta su edad. Tu actitud positiva, tu estar presente en este proceso dará seguridad a tu peque porque se siente acompañado. Te propongo una orientación:

En una situación, por ejemplo, en la que tu niño de 3 años te diga:

-No puedo ponerme la chaqueta, pónmela tú.

Le miras a los ojos y le respondes:

-Sí que puedes, yo te ayudo: sujeta la chaqueta con las dos manos y primero mete un brazo y luego busca la otra manga.

En este momento, mírale y ves guiándole si lo necesita. Dale tiempo, diez minutos para ti es mucho y para él poco cuando se está aprendiendo. Tu paciencia la necesita. Puedes ir a hacer otra cosa, como ponerte tu también la chaqueta o los zapatos si marcháis a la calle sin alejarte demasiado para estar pendiente de él. Una vez puesta la chaqueta reconócele su esfuerzo, le puedes decir:

-Muy bien, te la has puesto tú sólo, ¿verdad?. Lo has conseguido.

A medida que el peque vaya aprendiendo retírale tu ayuda hasta que veas que ya no la necesite. Es decir, primero pónselo fácil para que lo consiga y se sienta motivado, como por ejemplo, gira las mangas si están al revés y le coges la chaqueta para que meta los brazos.  A medida que va progresando da un paso más y enséñale a girar las mangas y a que coja la chaqueta para meter los brazos.

Observar los pequeños progresos día a día y valorárselos es para él una motivación importante y necesaria para continuar creciendo. Los mensajes positivos y tu presencia sin prisas le beneficia.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Noelia Murillo
Noelia Murillo

Educadora Infantil, Maestra Educación especial y Terapeuta Gestalt

Otros artículos que te pueden interesar

Siguiendo con el tema de la autonomía , hoy os hablaré de qué hábitos puede aprender un niño de dos años para seguir creciendo. Estas propuestas son una continuación de la guía sobre los hábitos de...leer más
En el post anterior hablé de la importancia de la autonomía del niño y del papel del adulto en este proceso de aprendizaje. La autonomía se aprende a través de los diferentes hábitos de una manera...leer más
En el aula de educación infantil estructuramos el día a través de unas rutinas . La rutina ofrece al niño una seguridad y una tranquilidad porque sabe qué tiene que hacer en cada momento sin depender...leer más
Los disfraces de Halloween suele ser bastantes costosos, y la verdad es que con algunas cosas que tengamos en casa, y un gasto mínimo, podemos crear algunas ideas que a los niños les encantarán. Lo...leer más