El inicio de la escuela infantil precisa unir corazones | Edúkame

El inicio de la escuela infantil precisa unir corazones

La educación emocional en la escuela

0

El inicio de la etapa escolar es un momento difícil para el niño y para los padres. Tanto para los niños menores de tres años, como para los que empiezan la etapa escolar necesitan mucho nuestra ayuda a través de contacto (abrazos, presencia, juegos..) y unir corazones.

Unir tu corazón con el de tu peque significa expresarle a través de tus abrazos, tu tono de voz, el gesto de tu cara, el calor de tus manos: yo también siento tristeza, miedo, a mi también me cuesta separarme de ti pero también confío en que lo vamos a superar y que el resultado será bueno para los dos.

El sentimiento de los niños y de los padres

Los niños muestran su miedo a través del llanto. Lloran en casa antes de salir, lloran y patalean cuando tienen que entrar y muchos siguen llorando en la clase. A través del llanto expresan su sentimiento de miedo por estar en un sitio desconocido, miedo a que mamá/papá lo abandonen (que no le vengan a buscar), inseguridad porque las profesoras y la escuela todavía no son un sitio de referencia estable para ellos y su frustración por estar en un sitio donde ellos y ellas no quieren estar.

Los padres también sienten miedo y angustia. Miedo a que les ocurra algo, miedo que no los traten bien, miedo porque se encuentren con algún peligro y la maestra no llegue a tiempo, angustia por verlos sufrir. Se nos encoge el corazón y sentimos presión en el pecho… Pero nosotros, los padres, no lloramos para liberar nuestra angustia. Nos la guardamos en silencio como un nudo en la garganta, una presión en el pecho y la sensación de estómago encogido. Pues como somos adultos, hemos perdido nuestra espontaneidad emocional y hacemos lo que sea por “aguantar el tipo” o por no escuchar lo que realmente sentimos. Preferimos mostrarnos fuertes y seguros y relativizar lo que sentimos, pues de lo contrario nos desharíamos en lágrimas como un niño pequeño creyendo que con ello estamos perdiendo nuestra “credibilidad” como adultos.

[[{"fid":"108179","view_mode":"completo","fields":{"format":"completo","field_file_image_alt_text[und][0][value]":"","field_file_image_title_text[und][0][value]":"","field_folder[und]":"2985"},"type":"media","attributes":{"class":"media-element file-completo"}}]]

Expresar para liberar

Pero lo mejor que puedes hacer por ti mismo y por tu hijo es escuchar lo que sientes y dejarlo expresar como necesites: un llanto largo que te desahogue, cuatro tímidas lágrimas, un grito de rabia, estar en silencio contigo mismo durante un rato, estar triste todo el día…

Tu hijo y tu hija lo hacen cada minuto de su vida: se escuchan lo que sienten y lo expresan. Sin tapujos, sin censuras. Ellos saben que les libera. Si se lo guardan les perjudica.

Haz tú lo mismo. Esta mañana has dejado a tu peque en el cole y sientes la tristeza de la separación, la angustia de su dolor, el miedo porque le pase algo… Llora o grita o suspira profundamente. Expresa hacia afuera lo que sientes dentro. Hazlo solo/a o en compañía. Pero libéralo como hace tu peque.

Te hará sentir con menos peso, menos rigidez y será una buena manera para que tu angustia se vaya transformando en confianza. Confianza en que tu peque y tu lo iréis superando.

Te va a acercar más a tu hijo, a tu hija, a su mundo emocional. Los dos lo estáis pasando mal, los dos estáis creciendo, madurando y lo compartís (no hay crecimiento sin dolor y la separación de mamá o papá ayuda a madurar, pero no sin dolor).

Si tienes dudas en cómo afrontará tu peque el inicio del curso o la adaptación escolar, te recomiendo que descargues y leas “El método para la adaptación escolar feliz”. A través de él, te muestro el mundo emocional infantil y te explico cómo siente el menor la separación de los padres -en especial de la madre-, durante los primeros días. Además, te propongo diferentes formas de conducir ese miedo y malestar de tu hijo hacia un sentimiento de seguridad y confianza en sí mismo. Si quieres saber más sobre "El método para la adaptación escolar feliz” puedes hacer click aquí.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

El método para la adaptación escolar feliz
Este número afronta el tema de la adaptación escolar y el inicio de la escuela infantil (jardín de infancia y parvulario). Se
Guía y material educativo sobre el inicio de la escuela infantil

Escrito por:

Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

No hay comentarios para El inicio de la escuela infantil precisa unir corazones

Relacionados