Cómo poner límites a los niños de 0 a 3 años | Edúkame

Cómo poner límites a los niños de 0 a 3 años

Límites claros

0

Si tenemos en cuenta sus características evolutivas todo será más fácil, y si adaptamos la casa escuchando las necesidades del pequeño explorador será aún mejor.

El hogar donde el niño vive es muy importante para él. La casa debe ser suficientemente buena para la vida del niño. No estoy  hablando de un espacio lujoso sino de un espacio vital y con libertad. Es frustrante que se nos prohíba todo lo que deseamos hacer solo porque hay que amoldarse al lugar.

Adaptemos la casa para permitir al menor hacer lo que necesita para su desarrollo motor desde los 6 meses hasta los 3 años. A continuación expongo algunas de las adaptaciones convenientes:

-Retirad todos los adornos que sean delicados o especiales. Alejad  de su alcance todo aquello que puede ser susceptible de romperse o de hacer daño.

-Proteged las puntas de las mesas o muebles para evitar golpes graves.

- Proteged todos los enchufes para así evitar que introduzcan sus deditos en ellos.

-Colocad topes en los cajones que no queremos que abran. Yo siempre recomiendo dejar algún cajón libre para que el peque lo pueda abrir y cerrar con libertad. Se interesará también por vaciar su contenido. Tenedlo en cuenta para que no contenga cosas peligrosas ni dañinas. Con todas estas acciones, tu peque se está haciendo más inteligente. 

-En el cuarto de baño, eliminad de su alcance lo que no queráis que toque. Es el momento de colocar en un lugar menos accesible para él los jabones, geles, cremas, etc.

- Proteged los sofás con fundas. Tu hijo se subirá  y bajará sin tener en cuenta si va con las manos limpias o con los zapatos puestos. Es preferible usar una funda a estar todo el rato diciéndole “no te subas con zapatos”, etc.

-Adaptad un espacio seguro en la cocina para que pueda jugar mientras vosotros estáis en ella. Recordad que buscará vuestra compañía. Veréis que le gustará jugar con las tapas de plástico, las cucharas de madera, etc. Vigilad que no toque nada peligroso.

Límites claros

Debe haber lugares de la casa y objetos vetados, pero estos deben ser pocos: los fogones, las escaleras, la televisión, el ordenador, el móvil, el váter, etc. En estos lugares y objetos, deberemos insistir tantas veces como sea necesario con el límite.

Por ejemplo, con el papel higiénico del lavabo tienes dos opciones: o lo retiras o le explicas que no se toca. Se lo tendrás que repetir muchas veces, sobre todo cada vez que se dirija a tocarlo: “El papel higiénico no es para jugar, ven, vamos a jugar con otro papel” (y le muestras otro). 

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

Mientras mi mamá/papá está haciendo cosas por la cocina, yo estoy a su lado jugando con esto. No sé lo que es pero es divertido, voy a experimentar con: - Su tamaño - Su peso - Las comparo ya que...leer más
Los niños siempre están observando el ambiente que les rodea, su habitación, el comedor, el lavabo, lo que hace mamá, lo que hace papá porque les encanta aprender cosas nuevas. ¿Cuántas veces ven que...leer más
A partir de ahora tu hijo ya sabe caminar y se convertirá en el terremoto de la casa, su curiosidad no tiene límites por lo que tendrás que estar siempre con cien mil ojos para que esos posibles...leer más
A nuestros peques les encanta seguirnos por la casa y ponerse a jugar cerca de nosotros. Notar nuestra presencia les da seguridad y eso les anima a concertarse en el juego o a investigar. En muchas...leer más