Cómo hacer un cuadro con las huellas de nuestra familia

Manualidad en familia: decora un cuadro con las huellas de las manos de tu familia

0

A los niños les encanta hacer manualidades con sus papás, ya que además de pasar un buen rato juntos les encanta ver el resultado y poderlo enseñar a todos los que os vengan a visitar. En esta ocasión os proponemos una manualidad que sin duda será digna de exponer en el salón de vuestro hogar: un cuadro con vuestras huellas.

Qué necesitamos

  • Un lienzo del tamaño y la forma que más os guste
  • Pintura apta para niños

Cómo lo hacemos

Para empezar, deberíamos encontrar el lugar donde colocar nuestro cuadro y, en función de eso, elegir el lienzo que vaya a quedar mejor. Puede ser una composición de varios lienzos pequeños y cuadrados, o bien un lienzo grande y rectangular... Si tu hijo/a tiene tres años o más, puede ayudarte a elegir la pared donde irá el cuadro o incluso a elegir el lienzo: tener en cuenta su opinión le llenará de confianza y seguridad.

Una vez tengáis el lienzo y las pinturas en casa, llega el momento de ponerse manos a la obra. La manualidad consiste en untar nuestras manos en pintura para estamparlas en el lienzo, así que es posible que os manchéis la ropa o que caiga algo de pintura en la mesa o en el suelo, así que poneros la ropa adecuada y proteged el espacio de trabajo. De esta manera no os estaréis preocupando por las manchas y podréis disfrutar de la manualidad tanto como vuestros hijos.

A partir de ahí, se trata de dejar volar vuestra creatividad, ya que hay mil maneras de decorar vuestro cuadro de huellas familiares:

  • Si habéis elegido varios lienzos, cada miembro de la familia puede utilizar uno para colocar su huella, eligiendo su color favorito, por ejemplo.
  • Si habéis elegido un único lienzo podéis ordenar vuestras huellas por tamaño, desde la de papá hasta la del más pequeño; y utilizar todos el mismo color o dejando que cada uno elija su propio color. 
  • También podéis pintar previamente el lienzo de algún color, y una vez seco, colocar vuestras huellas en otro color. 

 

Además, mientras realizáis la manualidad podéis ir hablando de vuestro lugar en la familia, de vuestras cualidades personales y de vuestra relación. De hecho, la conversación surgirá espontáneamente y podremos retomarla cada vez que veamos el cuadro colgado en la pared. 

Sea como sea, os quedará un cuadro precioso y súper personalizado, porque en él estará representada vuestra familia. Además, con el paso de los años, los niños podrán ver cómo va creciendo su mano al compararla con la del cuadro, algo que podréis aprovechar para recordar todos los momentos que habéis ido pasando y retos que habéis superado juntos.

Fuente de las fotografías y de la idea: frcec.orgcreativelylivingblog.com

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Irene Seguranyes Ventura
Irene Seguranyes Ventura

Psicóloga infantil, especialista en e-learning (educación y TIC)

Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

Este texto ha sido escrito por Imma Marín - madre de familia y emprendedora especializada en Educación y Comunicación a través del juego . Es directora y fundadora, además, de MARINVA Juego y...leer más
Un regalo especial para papá Como bien sabemos, el día 19 de marzo es el Día del padre . Por eso, queremos enseñaros una idea original, divertida y sobre todo llena de amor para realizar con vuestros...leer más
Cuantas cosas tenemos por casa que tiramos a la basura sin pensar en darles un nuevo uso, ¿verdad? Piensa, por ejemplo, en los tapones de corcho de las botellas de vino... ¿Te imaginas...leer más
Se aproxima Halloween , una fiesta que - pese a su tradición anglosajona - cada vez se está introduciendo más en nuestro país y en nuestras costumbres. Es por eso que le hemos pedido a nuestra amiga...leer más