Cómo ganar paciencia con los hijos | Edúkame

Cómo ganar paciencia con los hijos

¿Se puede comprar paciencia? ¿Dónde se compra?

0

El contenido que vas a leer en este post, pertenece al contenido Premium Edúkame, en concreto a la Guía "El metodo de la Paciencia con hijos":

Comprar Paciencia ¿dónde?

Más de uno hemos deseado poder comprar paciencia de la misma manera que compramos analgésicos para aliviar el dolor o penicilina para curar las infecciones. Pero resulta que hoy en día, al menos que yo conozca, nadie vende paciencia. ¿Por qué? La respuesta está en ti, dentro de ti. La paciencia que deseas o buscas está en ti misma o mismo.  ¿Lo sabías? Y tú buscando fuera... ¡Ah! Claro, por eso no la encontrabas.

Comprar Paciencia ¿Con qué?

¿Se puede comprar con dinero? No. Al menos yo creo que no. Con dinero podemos obtener algunas cosas que nos ayudarían a tener paciencia, únicamente si sabemos utilizarlo para este fin. Por ejemplo, podemos comprar libros o suscripciones (como la de Edúkame) que nos muestren cuáles son las necesidades físicas, emocionales y mentales de nuestros hijos a cada edad. Con dinero podemos pagarnos una ayuda profesional si vemos que nuestra labor paternal se está encaminando más hacia los gritos y agresividad que hacia el amor y la tolerancia. Con dinero, podemos pagar a alguien para que cuide de los hijos, mientras sus padres se toman una tarde para ellos (para solucionar gestiones solos o para ir al gimnasio o de paseo y relajarse) y así recargar energía.

Qué ofrecer de ti mismo para obtener paciencia

1.Deshacerme de pensamientos negativos relacionados con mi hijo o con su comportamiento. Tales como “no me obedece, me está desafiando, me está poniendo en evidencia, es un desordenado, es un caprichoso, es una chinchona, es cabezota, es una pesada”,  etc.  Si ofreces tus pensamientos negativos para deshacerte de ellos ¿has pensado qué queda después? Si dejo de pensar que mi hijo es un desobediente, ¿cómo lo veo entonces? Si dejo de pensar que mi hija me está retando, ¿cómo veo entonces su comportamiento?  Tal vez como un niño que está creciendo y probando sus propios límites y que necesita que sus padres le ofrezcan pautas claras con seguridad, amor y constancia. ¿Cuánto vale la paciencia para ti? ¿Cuántos pensamientos negativos estás dispuesto a dar a cambio de obtener paciencia?

2. Energía renovada. Si tú estás en un mal momento, con la energía baja, sin motivación, sin ilusión, preso o presa de la rutina, de cumplir con tus obligaciones labores, familiares, sociales, etc. Entonces tienes todos los ingredientes para perder la paciencia al  mínimo contratiempo. ¿Qué vas a hacer para renovar tus energías? ¿O mejor optas seguir quejándote y alimentando tu malhumor y poca tolerancia? ¿O prefieres seguir culpabilizando inconscientemente a tus hijos de tu cansancio y agotamiento en vez de mirar cómo puedes renovar tus energías?

Los dos puntos que faltan son reducir exigencia y ajustar expectativas, que si te interesa seguir leyendo lo encontrarás en la guia de la suscripción premium El método de la Paciencia pag 18.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

Habitualmente nos sentimos frustrados en nuestra tarea como padres: La rutina nos arrastra, el tiempo escasea, nuestra energía es limitada... Disponemos de poco tiempo y de escasos recursos en...leer más
Todos los padres desean ser más pacientes con los hijos y es que el ritmo frenético que llevamos habitualmente nos lleva al límite. Queremos, deseamos dar lo mejor de nosotros mismos; atender...leer más
Todos, tanto los papás como los hijos, nos enfadamos en algunas ocasiones y con diferentes intensidades. Es algo natural y por eso es importante ser capaces de reírnos de nosotros mismos en estas...leer más
Cuántas veces cuando tus hijos te han pedido una moneda para una chuchería has dicho esa frase de “mi hijo se cree que soy el Banco de España” o “éste se cree que el dinero crece en los árboles”...leer más