Cómo fomentar una autoestima sana en mi hijo

14 días aprendiendo a fomentar una autoestima sana con el reto de la autoestima

1

La autoestima es la valoración que una persona tiene de sí misma. Las personas con una autoestima sana se sienten bien consigo mismas y están orgullosas de sus capacidades, habilidades y logros. En cambio, las personas con baja autoestima sienten que no gustarán a nadie, que nadie los aceptará o que no son buenos en nada.

Durante los primeros años, los niños y niñas construyen su autoestima en función de los mensajes que reciben de sus papás.

Esto ocurre porque, cuando los niños son pequeños, su autoestima depende de en qué medida se sienten valorados y queridos por los demás, y especialmente por su mamá y su papá. A partir de ahí, ellos aprenden a quererse y valorarse a sí mismos de la misma manera. El pensamiento que hay detrás es algo así como: “Yo me quiero tal y como me quieren”, “Me valoro y confío en mí porque me valoran y confían en mí”.

Por ello, es muy importante detectar los mensajes que damos a nuestros hijos, evitando el uso de etiquetas negativas como “eres un torpe, despistado, llorica…” que decimos sin mala intención, pero que afectan a la forma como los niños se ven a sí mismos.

En cambio, deberíamos expresar mensajes positivos siempre que sea posible, recordando lo capaz que es de hacer las cosas y lo bien que las hace. Eso hará aumentar su confianza, ya que sus papás confían en él y no dudan jamás de su capacidad.

Cómo corregirles sin dañar su autoestima

A la hora de corregirles, también hay que ser prudente en cómo lo hacemos para evitar pensamientos del tipo “soy malo”, “soy tonto”, “no valgo”. Debemos enseñar a los niños qué es correcto y qué no lo es desde el respeto y el cariño para no dañar su autoestima, explicando claramente la conducta incorrecta y las consecuencias que tiene, reconociendo sus sentimientos y explicando cómo lo debe hacer en el futuro, sin achacar el error a su forma de ser.

Eres especial, me encanta tu forma de ser

Otro aspecto clave para fomentar una autoestima sana es enseñarle a los niños, desde pequeñitos, que cada persona es diferente, única y especial. Las características de tu hijo o hija son únicas y está bien que sea consciente de ello, que no se avergüence de sus diferencias, sino todo lo contrario. Por eso es muy importante transmitirle día a día lo mucho que te gusta su aspecto y su personalidad, usando ejemplos concretos a medida que sucedan, por ejemplo:

  • “Mario, has alcanzado el armario, qué alto te estás haciendo”
  • “Juan, has ayudado a ese niño, eres muy generoso y bueno”
  • “Paola, estás preciosa con esa coleta, tienes un pelo muy bonito”
  • “Ana, ¡eres tan divertida! mira como haces reír a tu hermanito”.

Recuerda: Los padres son los principales referentes para los niños. Por lo tanto, los refuerzos y motivaciones que éstos transmiten a sus hijos inciden de forma inmediata y directa en su autoestima y crecimiento.

Aprender a fomentar una autoestima sana en tus hijos

  • ¿Cómo puedes crear una sana autoestima en tu hijo o hija?
  • ¿Qué le puedes transmitir para que se quiera a él/ella mismo tal y como es?
  • ¿Cómo le puedes corregir sin dañar su valía?

fomentar una autoestima sana

Puedes aprender todo esto realizando el reto de la autoestima de Edukame. Hacer este reto te ocupará muy poquito tiempo cada día y aprenderás de forma divertida y sencilla cómo fomentar una autoestima positiva: que sepa valorar su cuerpo tal y como es, que aprecie sus capacidades con tus mensajes positivos, que se sienta querido por ti incluso cuando le corriges, etc.

A lo largo de los 14 días esta formación te dotará de buenos recursos para desarrollar un autoestima sana es tus hijos. No esperes más y atrévete con el reto de la autoestima.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Irene Seguranyes Ventura
Irene Seguranyes Ventura

Psicóloga infantil, especialista en e-learning (educación y TIC)

Perfil G+: ver

  • verdeesmicol

    Excelente, artículo. Yo tengo un pequeña dificultad tengo un niño de 4 años y está super apegado ami y cuando esta su padre es también muy apegado, no quiere ir al preescolar, cuando llegamos llora y bomita, lo dejo y dice la maestra que se le pasa, voy por el y sale muy contento, no quiere hacer popo en el w,c, quiere pañal nadamas 2 veces a echo popo en el w,c, aveces quiere hacer tareas y aveces no, no le gusta participar en nada