Cambios en el comportamiento cuando hay hermanos pequeños | Edúkame

Cambios en el comportamiento cuando hay hermanos pequeños

La llegada de un hermanito, implica cambios e inseguridades para el niño

0

Un hijo mayor  que se siente desplazado por la presencia de su hermanito o hermanita, puede optar por buscar atención y afecto a través de cambiar su comportamiento. El niño aprende rápidamente, que una forma de llamar la atención en una familia que ahora está más ocupada porque son más miembros, hay más ruido, más ajetreo y más necesidades que atender,  es siendo revoltoso, tozudo, quejoso,  en definitiva más ruidoso que antes. etc.

También ha perdido su status de hermano pequeño

Además el primogénito siente que su nuevo hermano, no solo le ha robado a sus padres sino que también le ha quitado su status de hermano pequeño, y puede pensar que ser hermano mayor no es nada ventajoso pues recibe menos mimos y atenciones.

Por estos motivos es habitual que el hijo mayor pase por una fase de conducta regresiva, como puede ser mojar la cama, o pedir biberón en vez de vaso, o  despertarse más por las noches, hay niños que se vestían casi solos y ahora no quieren hacerlo, o se chupan el dedo o vuelven a las pataletas que tal vez ya tenía superadas.

El cambio de comportamiento nos avisa

Si aparecen estas conductas regresivas, o estos cambios de comportamiento más revoltoso o ruidoso hemos de tener en cuenta que están dentro de lo comprensible, pero también es una sirena de alarma que el niño usa porque no se siente querido, ante el cual los padres han de reaccionar

Los padres saben que no han dejado de quererlo y que nunca lo dejarán de querer. Pero esta seguridad el niño no la tiene. Más bien todo lo contrario, el niño se siente frágil, inseguro y ante estos cambios teme perder el amor de sus padres.

Como siempre ofrecemos en Edúkame, el mejor antídoto para combatir el miedo es el amor, por eso ante los cambios de conducta del hermano mayor o sus posibles regresiones, los padres deben de reaccionar con amor: ofreciendo atención exclusiva durante un rato al día y ofreciendo también límites y pautas claras (que también es ofrecer amor).

En la Edukabox, Tengo un hermano ¿y yo que? encontrarás El juegamimos o el poster Yo soy así, unos buenos recursos especialmente diseñados y pensados para que los padres podamos ofrecer esa mirada y esa atención amorosa y exclusiva.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

En esta era de tecnología tenemos que usar todo lo que tenemos en nuestra disposición a favor de nosotros y de nuestros hijos. No importa si no nos gusta, porque tarde o temprano los chicos...leer más
Se puede sentir celos ante el nacimiento del hermanito al hogar, o tal vez al cabo de unos meses o incluso después de uno o dos años cuando el hermano pequeño empieza a ganar cada vez más...leer más
Este cuento y sus personajes ayudan al niño a entender su mundo interior. Los celos son un sentimiento natural que todos hemos sentido alguna vez y que sobretodo se da entre hermanos. Indican que el...leer más
El escrito que vas a leer pertenece a la guía educativa dedicada a Los Celos infantiles En el fondo, los celos esconden una profunda falta de autoestima y una gran inseguridad en las propias...leer más