Aprendo a usar el orinal con un póster | Edúkame

Aprendo a usar el orinal con un póster

Un póster con los pasos a seguir y con pegatinas de incentivo

0

Cuando el niño empieza el aprendizaje de usar el orinal debe realizar muchas acciones diferentes a lo que estaba acostumbrado con el pañal. Hasta ahora, cada vez que tenía pipi o caca no le suponía ningún esfuerzo, se lo hacía encima, sin tan si quiera verse obligado a interrumpir su juego. Pero ahora, debe involucrarse en un proceso en el que le supondrá estar atento a sus sensaciones corporales y también acordarse de muchas cosas  y pasos (ir al cuarto de baño, bajarse la ropa, sentarse, etc) . Por este motivo, hemos creado este póster, que encontrarás en el número de la suscripción: Adiós a los pañales como un recurso útil para los padres, madres y para el propio niño o niña  que le ha llegado ya el momento de decir adiós a su pañal. Este poster tiene doble misión, por un lado ofrece los pasos que el niño tiene que realizar cada vez que use el orinal, y por otro lado es un dibujo dónde el niño podrá pega pegatinas a modo de incentivo y recompensa por su trabajo y buena acción.

El póster llega a casa

Busca un lugar en el cuarto de baño donde puedas pegar este póster. Mejor que esté cerca de donde tu hijo tiene el orinal y procura que quede  a su altura para que pueda pegar con comodidad las pegatinas cuando haya terminado. Muéstrale con calma cada uno de los dibujos,  para que sepa qué pasos tiene que realizar en este nuevo aprendizaje, sepa cómo realizarlos y sepa también qué se espera de él. Las primeras veces que practique el sentarse en el  orinal, anima a tu hijo que siga la secuencia de los dibujos de este póster y que vaya realizando él solo las acciones. Le puedes animar con frases como ¿por dónde se empieza?,  ¿y ahora que más tienes que hacer? Y sobre todo no te olvides de reforzarlo positivamente cuando sepa las respuestas. Eso sí, bastará con un ¡Bien! Y tu sonrisa. A esta edad los niños se siente muy motivados por las alabanzas que reciben de los sus padres, y por las recompensas. Pero no hemos de convertirlo en un circo de aplausos y regalos, cada vez que el niño consiga realizar bien los pasos o hacer pipi, pues lo que conseguiremos con esto es no fomentar su responsabilidad y además, aumentar la sensación de frustración cada vez que no se consiga. Un muy bien, bravo, una sonrisa, un abrazo, son buenas motivaciones para el niño.

Las pegatinas premiarán el proceso, no el hacer pipi o caca

Este póster con pegatinas ayudará a tu hijo a responsabilizarse y a estar motivado por el proceso y de su propio éxito. Las pegatinas le proporcionan pruebas claras y evidentes de sus éxitos y de su progreso, que podrá ir mostrando además a sus padres, a sus abuelos, hermanos mayores,  primitos, etc.

Cómo usar el póster la primera semana

En las primeras semanas de aprendizaje el éxito será que el niño realice todos los pasos  y se esté sentado un ratito en el orinal (no que salga el pipi o la caca). Así se evitan angustias y presiones, algo que no ayuda ni al niño ni a los padres. Así pues cada vez que vaya al orinal y realice todos los pasos, incluido el estar un ratito sentado (3 a 5 min)  pegará una pegatina redonda y recibirá un ¡bravo! de mamá. Las primeras semanas debería sentarse unas 9 veces al día, por tano, pegará 9 pegatinas. La tercera o quinta pegatina que pegue, será especial, será la estrella, y eso significará que recibirá un premio especial.  La sugerencia es que pegue una estrella a día (no mas).

La estrella, un reconocimiento especial

Este premio especial no debe ser siempre algo material, puede ser: su comida favorita, merendar algo diferente a lo habitual que le guste mucho, ir al parque que más le gusta, llamar a la abuela para decírselo por teléfono, haceros una foto juntos y colgarla en un lugar visible de la casa, ir a comprar globos para jugar,  pintaros la cara, jugar a disfraces, ver unos dibujos especiales, ir a la biblioteca y coger un nuevo cuentos, hacer galletas juntos, hacer una manualidad junto que sepas le guste, etc... El truco para que tu hijo lo reciba como un incentivo especial está en tu actitud, en tu forma de transmitirlo. Si hace pipi o caca, también se puede poner una estrella, pero la idea no es solo premiar el objetivo del aprendizaje, la idea es premiar sobre todo el proceso en las primeras semanas, como base para la consolidación del aprendizaje. En las semanas posteriores,  ya  verás como el éxito irá siendo que salga el pipi y la caca. Pues si lo ponéis cada 1.30h o 2h en el orinal, seguro que saldrá el pipi o la caca, y además el hábito se irá instaurando. Puedes encontrar el póster para acompañar a tu hijo durante la etapa de dejar el pañal en la guía educativa Adiós a los pañales.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

Otros artículos que te pueden interesar

Durante el proceso de enseñar al niño a dejar los pañales suele ser común (y frustrante para los padres) que el niño o niña aprenda con facilidad hacer pipi en el orinal, pero en cambio para hacer...leer más
Enseñar a tu hijo a dejar los pañales no siempre es tarea fácil. En este artículo te explicamos cómo hacerlo para que sea un aprendizaje agradable y positivo para todos y especialmente para tu hijo...leer más
¡Todo el mundo hace caca!, es un divertido cuento que ofrece un final muy motivador. Está especialmente indicando para leerlo durante el proceso de dejar los pañales y sobre todo, cuando el...leer más
La mejor forma que tienen los niños de aprender es a través del juego . Jugando imitan la realidad y aprenden cosas nuevas, y jugando además, liberan ansiedades y tensiones. Los niños humanizan sus...leer más