MRegala la suscripción

¿Deseas regalar?

Pulsa aquí

Para cruzar me das la mano

¿Cómo debemos actuar para que aprenda a cruzar la carretera?

La consulta

Tengo un hijo de 21 meses y no sé si es aún pequeño para entender que la carretera no se cruza sólo, sino aupas. Todos los días, antes de cruzar le preguntamos cómo se cruza y él responde (porque está cansado de oirlo): "aupas". Pero ayer que estaba correteando y nosotros queriendo saber hasta dónde llegaba cruzó solito (no había coches circulando). Le dijimos muy serios (porque a él le entra la risa) que eso es muy peligroso y que no debe hacerlo, pero lo volvió a hacer. Así que cómo no quería atender nos volvímos a casa (con su correspondiente llanto por no seguir en la calle). En casa le explicamos que a la calle bajaríamos en otro momento, pero ahora no porque no había hecho caso. Pero a la tarde, otra vez lo mismo. ¿Es tal vez muy pequeño para entenderlo y hacer caso? ¿O debemos actuar de otra manera? Muchas gracias por tu atención

Nuestra respuesta experta

Maialen, tu hijo está empezando a aprender que no debe cruzar sólo y os enfadáis con él porque pensáis que con veinte veces de repetición ya debería actuar bien. Pues acabáis de empezar a enseñarle la norma de no cruzar sólo y ahora para tu hijo es como un juego entre “ahora sí obedezco a mamá, ahora hago lo que yo quiero”.

Por eso vas a estar siempre cerca de él antes de cruzar, pues como está aprendiendo este comportamiento, unas veces lo hará y otras veces no lo hará. Y eso debes tenerlo siempre en cuenta.

Le estás traspasando demasiada responsabilidad para su corta edad: sobre la peligrosidad de cruzar sólo, la fuerza de los coches y sobre tu propio miedo a que le hagan daño. Él todavía no entiende de ese peligro por eso se ríe cuando tu le explicas enfadada que es muy peligroso y por eso lo vuelve a hacer.

Cómo le puedes enseñar a cruzar

Si él va caminando sólo estate vigilante cuando se acerque a la carretera, ponte cerca observando qué hace y no confíes en exceso que no cruzará sólo. Recuerda que aún está aprendiendo y es muy pequeño para exigirle tanto.

Si se para antes de cruzar le dices: muy bien cariño por pararte; me das la mano y cruzamos.

Te puedes encontrar que a la siguiente vez tu hijo no espere para cruzar. Como tú vas a estar cerca vas a evitar cruce sólo. Lo coges con firmeza y le dices de forma seria pero sin tono de bronca “para cruzar me das la mano. No debes cruzar sólo”. Y le coges la mano. Y aunque él no quiera, se enfade contigo, haga fuerza para separarse de tu mano tu le sigues cogiendo fuertemente sin mediar más palabras (ya le estás hablando no verbalmente).

Cuando llegues al otro lado le dices “ahora sí te suelto porque ya hemos cruzado”. Y no le dices nada más. No le des ningún sermón sobre lo peligroso que es, ni lo amenaces, ni lo castigues.

El mismo mensaje y actitud durante meses

Este es el mensaje y actitud que necesita oír cada vez que hay que cruzar. Sencillo, firme y constante “para cruzar me das la mano”. Es una norma de mamá y papá que se de debe cumplir siempre.

Dentro de unos meses cuando tu hijo espere para cruzar de tu mano le puedes decir “cómo sabes cuidarte. Darme la mano para cruzar es saber cuidarte”. Así potencias este aprendizaje desde lo positivo, motivándolo cuando lo hace bien y no desde el castigo, el enfado, los sermones.

Y verás como tu hijo a los tres años no cruzará sólo pues en estos doce meses habrá integrado esa norma, y además, motivado por aprender a cuidarse.

Maialen, yo te recomiendo que en vez de cogerlo en brazos le pidas te dé la mano. A todos los niños pequeños les motiva ganar autonomía y así cruza por él mismo, con sus propias piernas y no con las tuyas (como los bebés…). Así cruza desplazándose por él mismo y aprendiendo normas y a cuidarse por él mismo.

Si lo deseas puedes realizar una Sesión online (a través de teléfono o videoconferencia) con nuestra experta en infancia y familia Cristina García, para mejorar el malestar emocional que te preocupa

Si te ha gustado y quieres estar informada de más artículos como este apuntáte a nuestro boletín, tardarás menos de un minuto.

Una guía educativa en eBook para informar y orientar de forma práctica a padres y educadores sobre las necesidades del niño durante las Navidades: ¿qué celebramos? ¿cómo lo vive y...
Un nuevo enfoque emocional de la Festividad en formato digital
Me gusta este artículo
Me gusta Edúkame
Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

No hay comentarios para Para cruzar me das la mano

Relacionados

Atención al cliente: 93 551 14 14
ver cesta
Total: 0 €