Vacaciones en familia, vacaciones en pareja | Edúkame

Vacaciones en familia, vacaciones en pareja

Según como las enfoquemos pueden resultar satisfactorias o un desastre

0

Llega el verano, y con éste, las vacaciones en pareja y/o en familia. Es un período que depende de cómo lo enfoquemos y lo resolvamos puede resultar desde satisfactorio a un desastre, que incluso en algunas ocasiones llega al divorcio. Esto es un hecho comprobado, en septiembre hay muchos más divorcios/separaciones que en el resto del año.

Esto no significa que irremediablemente el final de las vacaciones derive en una separación, solo que es en este tiempo cuando pueden agudizarse problemas latentes y diferencias en la pareja ya existentes, y que resurgen con más fuerza y se hacen más visibles al compartir más tiempo juntos.

Generalmente, muchos miembros de la familia/pareja coinciden solo unas horas al día, debido a las obligaciones diarias (trabajo, colegios, actividades); y en vacaciones nos encontramos con que las 24 horas del día son compartidas con la pareja y/o familia.

Tiempo para reencontrarse y conocerse de nuevo

Cuando pensamos en vacaciones nos viene a la mente la palabra “relax”, pero lo cierto es que esa palabra se puede transformar en muchas otras, que pueden ir desde la diversión, la felicidad, el juego, complicidad, hasta el enfado, aburrimiento, frustración, desencanto…

Es un tiempo de reencuentro, de volver a conocerse, ya que cada miembro de la pareja, en verano tiene que adaptarse también a las necesidades y gustos del otro, y cambiar la rutina a la que estaba acostumbrado y que generalmente no incluía a la pareja (durante tantas horas).

Trabajar en conjunto para que funcione

En este periodo hay que “sacar del cajón olvidado” muchas de las armas de las que disponemos (dedicación, diálogo, paciencia, tranquilidad, respeto, cariño, tolerancia) para afrontar las diferentes situaciones con las que nos vamos a encontrar, y que el resto del año no afloran con tanta facilidad por el escaso tiempo del que se dispone.

Sería productivo tratar de realizar actividades en conjunto, pero también disponer de algún rato para cada uno de manera individual. Resolver con paciencia los diferentes problemas que se nos vayan presentando. Respetar los gustos de cada miembro de la pareja y/o familia. Quererse y admirarse de nuevo.

Si todo esto no diera resultado, se debería de tratar el tema con mucho cuidado y respeto y solucionarlo de la mejor manera posible para todos (darse un tiempo de reflexión, pedir ayuda a un/a psicoterapeuta, o incluso separarse).

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Sheyla Martín

No hay comentarios para Vacaciones en familia, vacaciones en pareja

Relacionados