Preocupación excesiva por los hijos | Edúkame

Preocupación excesiva por los hijos

Aprender a abrir los corazones

1

A veces, a través de nuestros hijos, hemos de afrontar situaciones difíciles. Accidentes, enfermedades...

Nos aferramos a cánones preestablecidos de normalidad y salud que nos condicionan y hacen que nos pre-ocupemos. Nos llenamos de miedos, temores que nos hacen sufrir y no nos dejar ver la luz mas allá de la oscuridad.

Sé que no es fácil. La confianza y el desapego son herramientas que nos ayudarán a aceptar y a vivir nuevos patrones, diferentes, más abiertos.

Imagino la vida como un laberinto por el que nos movemos siguiendo nuestro propio camino, a nuestro paso, a nuestro ritmo. En ese caminar nos cruzamos con otros que discurren más rápido o más lento. Nos acomodamos a su paso, o ellos se acomodan al nuestro. Durante un intervalo discurren paralelos, para antes o después volver a separarse siguiendo su propio destino.

Os dejo unas palabras de Khalil Gibran de su libro “El profeta” que espero os ayuden a abrir vuestros corazones y a entender que nada es nuestro, todo es prestado. Y aceptarlo es una antesala a la felicidad.

familia-sol-playa

“Vuestros hijos no son hijos vuestros.

Son los hijos y las hijas de la Vida, deseosa de sí misma.

Vienen a través vuestro, pero no vienen de vosotros.

Y, aunque están con vosotros, no os pertenecen.

Podéis darles vuestro amor, pero no vuestros pensamientos.

Porque ellos tienen sus propios pensamientos.

Podéis albergar sus cuerpos, pero no sus almas.

Porque sus almas habitan en la casa del mañana que vosotros no podéis visitar, ni siquiera en sueños.

Podéis esforzaros en ser como ellos, pero no busquéis el hacerlos como vosotros.

Porque la vida no retrocede ni se entretiene con el ayer.

Vosotros sois el arco desde el que vuestros hijos, como flechas vivientes, son impulsados hacia delante.

……

Dejad alegremente que la mano del Arquero os doblegue”.

……

RED CHESTNUT es la Flor de Bach que nos ayuda a liberarnos de la preocupación excesiva por nuestros seres queridos.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Durante los primeros años de vida de nuestro pequeño, tenemos que acudir al pediatra regularmente. Para el niño pequeño, el pediatra es un desconocido con el que normalmente...
¿Cómo lo han conseguido mis padres?

Escrito por:

Maite Landa
  • Emilio López Pasamontes

    Gracias por el poema de Khalil Gibran. Lo leí hace mucho años, cuando aún no era padre. Imagino que por eso pasé por él sin parar. Me ha venido muy bien. Buscaré el libro por casa. Gracias otra vez.

Relacionados