Pega en el colegio | Edúkame
Pregúntame

Pega en el colegio

1 Respuesta

Estoy preocupada con la actitud de mi hijo mayor de 3 años y medio que tiene un hermano de 8 meses. Desde que me he incorporado al trabajo está pegón en clase. Lo estamos intentando con refuerzos positivos, recalcando lo que le queremos, la importancia de tener amigos y cuidarlos... nada parece funcionar. Sé que no hay recetas mágicas con los peques pero deseo con todas mis fuerzas que esta situación  mejore y todos nos podamos mostrar más felices. Gracias de antemano por atender este mensaje.

1 Respuesta
Leticia Garcés
Pedagoga. Orientadora y formadora familiar

Hola Ana, ten por seguro que esta situación va a mejorar y que saldréis todos fortalecidos de ella sobre todo si os centráis en entender la causa o motivo que le está llevando a tu hijo a comportarse de esa manera y no tanto en  resolver  el problema puntual de pegar o morder.

Entiendo que no es nada agradable que tu hijo tenga esas conductas y bastante incómodo tener que dar explicaciones  a otras madres  molestas por las agresiones que reciben sus hijos. Pero tengamos en cuenta que un niño cuando se comporta así es porque hay una necesidad emocional que no estamos atendiendo,  ningún niño disfruta con ese comportamiento, es más, seguro que sabe que no debe hacerlo pero no sabe cómo debe canalizar ese impulso.

Por lo tanto, centrémonos en enseñar habilidades de pensamiento y herramientas educativas que le ayuden a saber qué hacer en situaciones límite.

¿Hay que castigar en casa las conductas inadecuadas del colegio?

Considero que las actitudes o conductas inadecuadas que surgen en el entorno escolar es competencia del profesor corregirlas, no obstante los padres debemos respaldar la corrección del profesor mediante la escucha activa, la comprensión,  mostrando nuestro desacuerdo ante esas conductas pero sobre todo ayudándole a entender lo que le pasa cuando pega porque muchas veces pretendemos que se pongan en el lugar de los demás sin darles la oportunidad de conocerse a sí mismos.

Una herramienta para gestionar el enfado: En mis manos está decidir

Cuando el niño viene del colegio enfadado o mal humorado, algo ha pasado que nosotros no sabemos. Por lo general, cualquier pregunta en estos momentos les puede hacer estallar. Quítate el abrigo, cariño. No parece un motivo que justifique la reacción del niño que se pone a gritar,  se tira al suelo o se encierra en su habitación.

Si nos quedamos en la conducta, le castigaremos porque consideramos que esa actitud es intolerable, pero si queremos ayudarle a resolver ese conflicto interior, esperaremos a que se tranquilice, le enseñaremos nuestra mano con cinco dedos y le preguntaremos:

-          Cariño, ahora que te has tranquilizado, dime qué cinco cosas puedes hacer la próxima vez que te sientas así.

En la habitación podemos tener un cartel como el que os muestro  para que le recuerde que en su mano está el decidir volver a un estado de equilibrio emocional porque a nadie nos gusta estar enfadados ni lo que el enfado nos lleva a pensar, decir o hacer.

Leticia Garcés Larrea, Licenciada en Pedagogía,

www.leticiapedagoga.es y www.escuelapadresmadresnavarra.com

Me gusta 5 puntos
Leticia Garcés

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

Otras preguntas que te pueden interesar

Tengo un hijo de 3 años que sigue haciéndose caca encima, llevo intentando que lo haga en el water un año y no consigo nada. Lo he intentado todo y no hay manera, creo que son celos porque tiene un...leer más
Tengo un hijo de 3 años que los cumplió el domingo 20 de noviembre. El martes por la noche descubrí que mi esposo me engañaba. Mi esposo la invitó al cumple de mi hijo, la mujer fue con su nena...leer más
Casi desde que llegamos (estamos de vacaciones 1 mes fuera de casa), mi hija de 22 meses está teniendo un comportamiento conmigo de "rechazo" . Sólo quiere estar con su padre , o con la...leer más
Mi hija de 5 años tiene una adolescencia prematura . Nos discute todas las órdenes que les damos y cuando le decimos que no es negociable y que debe hacer lo que le decimos, se pone a llorar y a...leer más