Mi hijo no quiere dar besos ni ser besado | Edúkame
Pregúntame

Mi hijo no quiere dar besos ni ser besado

1 Respuesta

Estoy muy angustiada. Mi hijo de 7 años no quieren que le besen (ni en la cara, brazo, frente). Si tu le pides un beso el te lo da muy suavecito y dependiendo de la persona. Cuando era muy pequeño no quería dar besos nunca a nadie que no fuésemos su padre o abuelos o yo. En casa era muy besucón, en cambio ahora no consiente que le beses y no sé como actuar. Solo le besamos cuando esta dormidito porque es el único momento en el que no se enfada. ¿Que podemos hacer? Nunca le obligamos ni chantajeamos con nada.

1 Respuesta
Cristina Garcia
Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil

Laura, me gustaría que entendieras que lo que tu hijo hace es muy sano para él: marca sus propios límites y eso le protege de ser invadido en su espacio íntimo. Lo que necesita es sentirse valorado y respetado por como él es. Entonces se producirá el acercamiento que tanto estás deseando.

Desde bien pequeño tu hijo ya sabía a quien quería dar besos sólo a las personas más cercanas, sus padres y sus abuelos. En casa se sentía libre, querido, protegido y por ello se abría a besar y a ser besado.

Contacto íntimo

Besar es un contacto muy íntimo que desafortunadamente lo frivolizamos mucho.

Pedimos a los niños pequeños que besen a todo el mundo, conocido o no y también que se dejen besar por los que nosotros decimos. Y no nos damos cuenta que con ello estamos invadiendo su espacio íntimo, y no les estamos enseñando a protegerse y a marcar sus límites en cuanto al contacto íntimo.

Ellos deben decidir sobre quien quiere que les toque, les bese, a quien quieren besar y nosotros enseñarles que es algo que les pertenece y les protege y que nosotros lo respetaremos.

Tal vez durante este tiempo, tu le has ido mostrando a tu hijo tu propio rechazo sobre su decisión de no besar ni ser besado. Y puede que le hayas ido presionando sin quererlo hacer de forma consciente, y ante tu actitud tu hijo se ha ido cerrando más al contacto íntimo.

Valora su forma de ser

Te propongo que de ahora en adelante le muestres tu respeto por su forma de ser: tu hijo sabe protegerse, marcar sus propios límites, decidir con quien quiere un contacto más cercano y con quien no, sabe escoger y sabe lo que quiere. Ello es una virtud que necesita ser reconocida por sus padres. Cuéntale lo que te digo.

Cuéntale también tu necesidad de darle besos, de que él te bese pero que eso es tu necesidad, es decir, que es lo que tu quieres  y necesitas y que si él no quiere lo vas a respetar.

Debe entender que tú lo amas tal y como es y tu debes aprender a respetar a tu hijo. Si lo haces de corazón se producirá el acercamiento que estás esperando, pero a su tiempo.

 Ni un beso a la fuerza

Así que a partir de ahora nada de pedirle besos, ni nada de pedirle que bese a otras personas. El mensaje debería ser “besa a quien quieras y cuando tu quieras.

Puedes decir “No beso” y “no quiero que me beses” cuando lo necesites y los demás debemos respetarlo.

Hace años acudí a una formación sobre la prevención del abuso en la infancia. Salí con una idea idea grabada en mi mente: trasmitir a todos los niños y a sus padres una idea sencilla pero con un gran valor educativo y preventivo “NI UN BESO A LA FUERZA”.

Tu hijo sabe decir NO, solo te falta a ti valorarlo y no entenderlo como un rechazo.

Acércate a tu hijo

Por último te recomiendo aprendas otras formas de acercarte a tu hijo, con juegos, hablando sobre lo que tu sientes, él siente, cómo lo valoras y respetas, manualidades, dibujos. Dibújale besos de diferentes colores, lanzale besos a distancia, regalale besos de diferentes maneras.

La caja de besos

En Edukame en breve ofreceremos la Caja de besos, pero mientras no la ofertemos tú también la puedes hacer.

No dejes de escucharlo, observarlo, mimarlo. Te necesita.

Cristina García.Orientación en educación y familia. Terapia infantil y de adultos.

Me gusta 940 puntos
Cristina Garcia
No te pierdas mi próximo curso: Curso de Educación emocional infantil
    Si eres una experta (psicología, pedagogía, educación, etc.) puedes colaborar en la comunidad y ayudar a responder.
    Usuario sin registrar
    Usuario sin registrar
    Dentro de poco formará parte de la familia Edúkame

    Plain text

    • No se permiten etiquetas HTML.
    • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
    • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

    preguntame

    • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><p><h3><h4><h5><h6><br>
    • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

    Pulsa al botón cuando esté lista tu Pregunta.
    Lee nuestras normas para la publicación.

    ¡Haz una pregunta ahora!

    Publica tu pregunta de forma anónima y los expertos de nuestra comunidad te responderán. Es gratis.

    Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

    Si crees que puede interesar a otras mamás compártelo en tus grupos de Whastapp.

    Otras preguntas que te pueden interesar

    Mi hija de tres años está constantemente llamándonos tontos y cochinos a su padre y a mi! Y también con los familiares y conocidos! Cuando nos lo dice su padre y yo la ignoramos a ver si así deja de...leer más
    Mi hija de tres años ahora solo quiere jugar con niñas que conoce de la guarde, son solo dos o tres niñas. Si vamos al parque y no están se quiere ir para casa porque dice que no están sus amigas...leer más
    Estoy muy preocupada por mi niño de 2 años. No quiere saludar ni deja que lo saluden con un beso, reaccionando con manotazos y llanto. Antes no era así pero cambió en una semana. No hablo de que...leer más
    Tengo un hijo de 16 meses y no tengo paciencia cuando llora porque nunca he soportado un niño llorar y desde que nació he sido muy agresiva en ese aspecto. A veces me cuesta soportarme a mi misma mis...leer más