Jugar a imitar situaciones reales | Edúkame

Jugar a imitar situaciones reales

El juego simbólico, ayuda al niño a aprender y a canalizar sus emociones

0

Hace ya mucho tiempo que descubrimos que el juego no es un mero entretenimiento para niños, sino que tiene un papel importantísimo en el desarrollo intelectual y emocional infantil.

Con el juego simbólico en concreto el niño se siente libre, espontáneo, tiene el mundo a sus pies y dirige y controla los acontecimientos a su manera. El juego simbólico es el juego en el que los niños “imaginan ser”, representando mentalmente e imitando situaciones de la vida que les rodea. El niño recrea y reproduce todo lo que ocurre a su alrededor; imita a los padres cocinando o hablando por teléfono, a la maestra explicando un cuento, se convierten en sus personajes favoritos, y sus muñecos cobran vida a su gusto.

¿Cómo y cuándo?

Los niños aprenden a simbolizar a partir de los 2 años, y sobre todo a los 3 y 4 años, cuando ya han superado el juego exclusivamente manipulativo.

Además de desarrollar su imaginación representando mentalmente situaciones de la vida real, el juego simbólico desarrolla su lenguaje. Gracias a este tipo de juego comprenden y asimilan cómo funciona el mundo en el que viven: lo piensan, lo ordenan y lo elaboran.

Pero también es muy útil para gestionar y canalizar emociones; les permite expresar preocupaciones y conflictos e interiorizar reglas de comportamiento que necesitará para su integración social.

Un recurso para trabajar emociones

Como hemos dicho a través del juego simbólico podemos trabajar cuestiones emocionales, ayuda al niño a verbalizarlas, interpretarlas, y gestionarlas.

¿Cómo le ayuda?, pues a través de la proyección y de la representación fundamentalmente. El niño puede imaginar más fácilmente y expresar que el osito está triste porque su mamá no le ha dejado jugar más rato que admitir que lo está él, o que el personaje del cuento se ha enfadado porque su amigo no le deja los juguetes.

También podemos utilizar nosotros este tipo de representaciones para trabajar aspectos que nos interesen, como por ejemplo jugar a preparar la comida y dar de comer a los muñecos con un niño inapetente, comprarle una muñeca con accesorios de bebé cuando haya tenido un hermanito para que la cuide, cambie el pañal…etc como hacen los papás con el bebé; incluso para trabajar los miedos, los puede digujar y luego los encerramos en una caja.

Al realizar todas estas acciones de forma simbólica, no se siente tan identificado directamente y es capaz de gestionarlas desde otro plano que no resulta tan invasivo.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Educación emocional en la infancia
Con estos recursos os proponemos el descubrimiento de las emociones en la infancia. En este número encontrarás: 1) Una guía
Guía y material educativo para identificar las emociones infantiles

Escrito por:

Elena Vélez
Elena Vélez

Asesoramiento Familiar

Web: blog.elenaeduca.com

No hay comentarios para Jugar a imitar situaciones reales

Relacionados