El rincón de las emociones | Edúkame

El rincón de las emociones

Crear un espacio para enseñar a identificar y expresar emociones

1

Siguiendo las enseñanzas de Jane Nelsen, propongo que en el aula o en casa tengamos un espacio donde el niño pueda acudir  cada vez que lo necesite con el fin de tranquilizarse haciendo uso de diferentes recursos que tenga a su alcance como cuentos, muñecos,  hojas para pintar, etc.

Se trata de enseñarle que cuando está nervioso y el enfado le lleva a decir o actuar como no debe, puede hacer diferentes cosas por sí mismo para tranquilizarse y volver a un estado de equilibrio emocional que le permita pensar.

En este espacio podemos trabajar la identificación de emociones, la expresión de los sentimientos y el autocontrol emocional porque cuando los niños están alterados son incapaces de razonar por lo tanto es conveniente que les enseñemos a relajarse primero con nuestra cercanía y comprensión porque una buena forma de afrontar el mal comportamiento del niño es ayudarle a sentirse motivado para eliminar la causa que crea la conducta inadecuada.

Beneficios del rincón de las emociones

  1. Enseña autocontrol y autodisciplina
  2. Motiva al niño, le ánima a comportarse de forma adecuada
  3. El niño entiende que cuando está enfadado no reacciona bien y por eso tiene que relajarse
  4. Le ayuda a conocerse
  5. Le permite identificar sus emociones y autorregular su conducta cara a los demás

Como crear el rincón de las emociones

  1. Es importante que los niños participen en la elaboración de este espacio por lo tanto podemos explicarles la finalidad de este rincón y entre todos podemos diseñarlo y decorarlo.
  2. Elegir que objetos vamos a tener el rincón de las emociones, como una manta en el suelo, cojines, peluches, cuadernos para pintar,
  3. Para que todos respetemos este espacio y le demos el uso adecuado, hay que poner unas normas de funcionamiento:
    • Entramos cuando necesitamos sentirnos mejor
    • Salimos cuando hemos encontrado la manera de deshacernos de nuestro mal humor
    • Buscamos al adulto para explicarle como nos hemos sentido y el conflicto que hemos tenido
    • Tomamos una decisión correcta: disculparnos, pensar que podemos hacer la próxima vez, repetimos el ejercicio que no me salía, etc.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Leticia Garcés
Leticia Garcés

Pedagoga. Orientadora y formadora familiar

Web: www.padresformados.es Perfil G+: ver

  • emiranda_2912

    Leticia, gracias por el articulo esta super, soy mamá de un hermoso bb de 3 años y este escrito lo dice todo-gracias por los tips.

Relacionados