El poder de los padres para ayudar a crecer a los hijos | Edúkame

El poder de los padres para ayudar a crecer a los hijos

Los padres ven como un problema el mal comportamiento de sus hijos

0

En mi experiencia como terapeuta familiar, es frecuente recibir a padres que consultan por trastornos de comportamiento en la infancia-adolescencia, porque sus hijos tienen un problema de miedos, fobias, de comportamientos tipo la hija del exorcista, de enfados muy fuertes, de agresividad, enuresis, mensajes descalificatorios hacia sí mismos, baja autoestima, retrasos en el desarrollo, dificultades escolares…

En general recibo una actitud de “me lo arregle por favor”, como si se llevase el coche al taller porque anda mal y no sabemos qué le pasa.

Para investigar un poco y orientar la ayuda, recibo primero a los papás a solas, les escucho y me voy haciendo cargo del funcionamiento familiar y del contexto que rodea a ese niño o niña.

Son los niños los que acuden a la consulta

Algunas veces, los niños no sienten como problema lo que sus padres sí, pero como son dependientes y más vulnerables, los que vienen a la consulta son ellos sin saber muchas veces por qué ni para qué claramente, a pesar de que algo que les pido en la primera entrevista es que les expliquen sus padres esto que digo.

Mi impresión, y en mi propia experiencia como madre y esposa, es que con frecuencia las dificultades en el desempeño de estas funciones complejas como padres y pareja (problemas de comunicación, separaciones mal llevadas, maneras de reaccionar de los adultos ante esos síntomas que los niños manifiestan…) reboten hacia los hijos reactivamente, añadiendo más conflictos a la difícil tarea de crecer.

El poder de los padres

Entiendo que es difícil para los padres responsabilizarse de las propias competencias que se requieren para ejercer esta compleja tarea de educar y acompañar a los hijos en el proceso de crecer, y que resulta más fácil culpar a los peques de los males de la familia. Los mensajes del ambiente también favorecen esta “etiqueta”.

Sin embargo, creo que si los padres pueden identificarse un poquito a la par que darse cuenta de aspectos del funcionamiento familiar en los que el niño está envuelto, manteniéndolo, pero no determinándolo en exclusiva…se hace visible la necesidad del cambio más amplio, en todos los subsistemas, en el de los padres por un lado y en el de los hijos por otro.

No es cuestión de eximir responsabilidad sino de compartirla, pero los principales protagonistas del cambio, y por tanto, los más poderosos siempre van a ser los padres, pues ellos son siempre primero.

Qué nos pasa a nosotros

Para entender a nuestros hijos y sus comportamientos es necesario hagamos un parón en el camino, reflexionar qué nos pasa a nosotros con lo que a ellos les pasa, por dónde vamos como padres, de qué manera lo estamos haciendo.

Estoy segura que de esa manera, ampliaremos la mirada sobre lo que nos quieren decir con esos comportamientos, y sabremos sabiamente ayudarles.

Los padres tenemos el poder del cambio de nuestros hijos en nuestras manos, hace falta ser conscientes de ello.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Imagen de tonyi

No hay comentarios para El poder de los padres para ayudar a crecer a los hijos

Relacionados