Cuidar la piel de los niños en verano

El uso de protectores solares

1

Proteger la piel de los niños

El verano es sinónimo de sol, playa, piscina, duchas continuas, calor, el parque… La piel se resiente, se deshidrata y reseca. El sol beneficia y también agrede, por lo que debemos protegernos y proteger la delicadísima piel de nuestros peques.

Seguir las recomendaciones que escuchamos a diario de beber mucha agua o zumos, protegernos del sol con gorritos y prendas con algo de mangas, evitar la exposición al sol en las horas mas fuertes del día, especialmente entre 13 y 16h que es cuando hace más calor y cuando sus rayos tienen una mayor incidencia sobre nuestra piel.

Utilizar protectores solares. Los hay de dos tipos: químicos a base de moléculas que absorben los rayos solares y mecánicos que actúan como pantallas repeliendo sus rayos. Estos últimos compuestos de óxido de zinc o titanio suelen ser blancos y bastante pringosos, sin embargo son los más seguros para evitar posibles reacciones cutáneas alérgicas.

Y después del sol nada mejor que “reparar” e hidratar nuestra piel con un gel puro de aloe vera. Procedente de una planta crasa, similar a un cáctus o ágave, contiene en el interior de sus hojas un gel transparente ligeramente verdoso con propiedades reconocidas como: hidratante, regenerador celular, calmante y antinflamatorio con lo que alivia el picor y el dolor.

Recomendado en dermatitis, eczemas, herpes, enfermedades eruptivas infantiles como sarampión y varicela, y en quemaduras, después de tomar el sol y en las picaduras de insectos y medusas.

Hay que aplicarlo varias veces al día sin frotar ni masajear en exceso, dejando que se absorba y refresque por sí sólo.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Maite Landa

Otros artículos que te pueden interesar

Los riesgos de la exposición solar son bien conocidos. Además de contribuir a los efectos nocivos del calor, los rayos ultravioletas del sol causan quemaduras en la piel, envejecimiento cutáneo...leer más
Después de un invierno frío y una primavera muy lluviosa, empezamos a disfrutar estos días de unas jornadas de buen tiempo en las que apetece salir a tomar el sol y a disfrutar del campo o la montaña...leer más
Uno de los efectos negativos del calor es padecer un golpe de calor. Un golpe de calor es una alteración de la regulación térmica que aparece como consecuencia de una pérdida excesiva de agua y sal...leer más
En Edukame te hemos dado información y algunos consejos sobre cómo cuidar tu piel y la de los niños pequeños durante el verano. Una época en la que el calor del sol nos permite jugar y refrescarnos...leer más