Cómo responder ante el mal comportamiento | Edúkame

Cómo responder ante el mal comportamiento

Corregir su conducta y que conozca las emociones que han dirigido su conducta

1

Ante un comportamiento inadecuado cualquiera, dos niños que se pegan, gritos en un centro de salud, pataleta en un supermercado o negativa a saludar a un familiar, lo primero que nos nace hacer es controlar la situación, conseguir que se dejen de pegar, que se callen o que cese la rabieta.  

Es comprensible que en momentos de tensión tengamos que resolver de cualquier manera, bien o mal quizás no es la cuestión porque al estar condicionados por las prisas o factores externos (cansancio, rabieta en un sitio público, preocupaciones,etc.), no es fácil tomar la decisión correcta, pero es necesario tener en cuenta que hay que analizar el  comportamiento del niño para decidir si hay que proceder a su corrección inmediata o se puede considerar normal dentro de su etapa evolutiva y por lo tanto no darle mayor importancia.

Un niño morderá con dos años, pegará con tres pero en cuanto descubra que a través del lenguaje puede resolver muchos conflictos, dejará de usar la fuerza para defenderse por medio del dialogo. A veces es cuestión de tiempo. Hacia los cuatro años los niños descubren el poder que les aporta la mentira, aunque no debemos permitir que un niño mienta, con esta edad podemos entender que es parte de su proceso evolutivo.

Describir los antecedentes de la conducta

Antes de intervenir ante una conducta  molesta debemos recopilar toda la información posible de lo ocurrido,  de lo contrario es posible que no seamos del todo justos. No siempre el hermano pequeño que llora es la victima, cada uno tiene una necesidad de juego diferente que hay que aprender a respetar  así que antes de corregir nos aseguraremos de saber por qué se han enfadado mientras jugaban con el balón.

- Veo que no os estáis entendiendo con este juego, tu te has llevado el balón porque es tuyo pero sin embargo lo habías traído para jugar con tu hermano. ¿se os ocurre como podemos solucionar este conflicto?

Describir lo que ha hecho el niño de forma objetiva

  • Tu ropa está en el suelo y tus zapatos fuera de su sitio...
  • Le has empujado a tu hermano para quitarle tu juguete, ya sabes que debes pedírselo primero...
  • No le quieres dejar tu pelota a tu amigo porque estás jugando, quizás más tarde se la quieras dejar...
  • No te has puesto las zapatillas de casa...

Describir tus sentimientos y tu reacción ante el comportamiento del niño

Es importante reconocer cuándo nos ponemos nerviosos y qué conductas nos hacen perder la paciencia hasta el punto de pensar y hacer lo que no queremos. El control emocional personal se consigue a base de entrenamiento, cuando conseguimos entender las causas que mantienen una conducta en el tiempo y adaptamos nuestra respuesta a esa conducta es posible que el niño responda mejor.

- Cariño, entiendo que estás enfadado porque hoy apenas te he dedicado tiempo, pero prefiero que cuando te sientas así me lo digas para que yo pueda entenderte porque este comportamiento no me gusta y  me pone un poco nerviosa...

Describir como ha reaccionado el niño ante tu comportamiento

Nos interesa conocer cómo ha respondido el niño ante nuestra respuesta porque si sabemos entenderles y nuestra respuesta es serena pero no por ello menos firme, es probable que el niño se sienta aceptado y su respuesta sea más positiva que si respondemos de forma inmediata e impulsiva ante sus provocaciones.

Poner fin al conflicto en el rincón de las emociones

Tan importante es corregir la conducta del niño como enseñarle herramientas que le permitan ser consciente de las emociones que han dirigido su conducta y le ayuden a analizar las causas que han podido producirla como, llamar la atención, búsqueda de poder, búsqueda de venganza, inseguridad, miedo, complejos,  etc.

El rincón de las emociones es un espacio personal donde podemos hablar sobre los motivos que han provocado su conducta, qué ha sentido, cómo puede tranquilizarse y cómo buscar soluciones. También podemos acudir cuando nos sentimos bien para experimentar aún más si cabe esa emoción tan agradable y positiva.

Un cuento que nos ayuda a canalizar el enfado

En estos momentos el cuento del conejito Estoy enfadado de Trace Moroney  es muy adecuado. Os añado las siguientes láminas para recordar las estrategias que lleva a cabo el conejito para canalizar su enfado. Este material resulta muy útil para reflexionar sobre  las acciones que podemos llevar a cabo cuando el niño está enfadado.

Muchos niños consiguen identificarse con los sentimientos del conejito y por medio de él aprenden herramientas para canalizarlos.  En este cuento el conejito cuando se siente enfadado decide subirse a un árbol para tranquilizarse, respirar hondo, saltar  o irse a correr. Cada niño tendrá que pensar sus propias estrategias para que el enfado no le lleve a hacer aquello que no quiere y en este proceso estaremos los padres siempre presentes.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

El acoso escolar es un maltrato entre iguales que se produce en el contexto escolar, aunque no necesaria ni exclusivamente encuadrado en la actividad educativa ni en el horario...
Prevención del Bullying

Escrito por:

Leticia Garcés
Leticia Garcés

Pedagoga. Orientadora y formadora familiar

Web: www.padresformados.es Perfil G+: ver

  • Bta Flakita

    AANTES K NADA UN SALUDO Y M GUSTA MUXO ESTA PAGINA.TENGO UA NIÑA D 4AÑO ELLA SE EXPRESA MUI BIEN Y ABLA CLARITO PERO ULTIMAMENTE ESTA TOMANDO LA ACTITUD DE ABALR COMO NIÑA MAS PEKEÑA Y M ASE MUXOS BERRINCHES KISIERA K M AYUDEN A SAVER XK EL COMPORTAMIENTO SI M ESTA AFECTANDO EL K LA DEJE TANTO TIEMPO,X EN CASA EL PAPA Y YO TRAVAJAMOS....

Relacionados