Cómo hacer divertida la hora de la comida | Edúkame

Cómo hacer divertida la hora de la comida

10 maneras para motivar al niño a comer

1

Hay niños que simplemente son difíciles a la hora de la comida, que nada de lo que le pongas, sin importar si es delicioso, quieren comerlo. Es importante que la alimentación de los niños sea adecuada, no solo porque están en crecimiento sino porque será la base del aprendizaje y la relación que tengan toda la vida con la comida y de esta manera poder evitar la obesidad que es un problema cada vez más grave.

Hay niños que son quisquillosos con lo que deciden comer y esto no está del todo mal, pero debemos enseñarles que hay otros alimentos que quizás no sean su primera opción, que deben ser comidos. Para lograr ganar la batalla con un niño o niña que te hace la vida imposible a la hora de alimentarse, lo mejor es hacer de esta una actividad divertida.

Les doy 10 consejos para que la hora de comer sea agradable para los niños.

  1. Que jueguen con la comida, especialmente si son pequeños porque es bueno que sientan la textura de lo que van a ponerse en la boca.
  2. La presentación es la mejor manera de hacerles que algo les guste, y esto se aplica también para adultos como bien sabemos. Un plato de comida presentado de forma hermosa, con colores vibrantes y caras sonrientes y juguetonas para niños hará que les llame la atención. Haz figuras geométricas, la creatividad es la clave.
  3. Usa distintos envases para servir la comida, sin importar si son platos comunes, o las hieleras, trata de variar para que le parezca diferente a lo que siempre ve que es aburrido.
  4. Altera la composición de la comida, es decir, si puedes corta todo en formas divertidas, si haces un sandwich usa un cortador de galletas para que se vea mejor, haz bolitas de frutas, etc.
  5. Dales regalos, en caso de que se coman alimentos importantes que quizás no le gusten. Por ejemplo, ese brocoli que tanto detestan, trata de sobornarlos con una salida o algo que quieran. Trata de negociar con ellos.
  6. Sirve salsas para untar con la comida, esto hará que les de más sabor y se diviertan mientras comen. No tiene que ser cosas poco sanas, puedes servir desde guacamole, pasando por hummus y hasta yogurt.
  7. La psicología inversa también funciona en este y muchos casos, hará que se sientan retados para demostrar que sí pueden.
  8. Crea nombres divertidos para la comida, como por ejemplo puedes decir que los huevos son de dinosaurios o algo similar. Esto los hará interesarse en la historia que cuentas.
  9. Cocina con los niños, que es algo que ya les sugerimos antes y que es una buena idea para que se involucren en el proceso, entiendan el valor nutricional de los alimentos y vean que no hay nada malo en ello.
  10. Juega con los colores, siempre puedes usar un poco de colorante vegetal en cualquier cosa que prepares.

Puedes intentar cada una de estas ideas, y cuando alguna les parezca aburrida, sigue con la otra. Crea las tuyas propias dependiendo de lo que tu hijo o hija necesiten para que coman lo que necesitan (hasta las verduras) para mantenerse con buena nutrición.

Fuente.

Si te ha gustado compártelo... Un pequeño gesto para ti, una gran ayuda a todos.

Si crees que puede interesar a otras mamás compartelo en tus grupos de Whastapp.

Escrito por:

Renata Franco
Renata Franco

Perfil G+: ver

  • mamamariola

    Cuánta razón!! Buenos consejos. Lo del nombre me ha recordado el puré de guisantes que le encanta a mi hija. La primera vez que se lo preparé y me preguntó qué era, me quedé pensando un rato y al final ella dijo: puré de bruja!!. Y así se ha quedado.

Relacionados