MRegala la suscripción

¿Deseas regalar?

Pulsa aquí

La moraleja del cuento de Los tres cerditos

Un cuento repleto de valores

El cuento de los tres cerditos nos cuenta la historia de tres hermanos que se independizan y cada uno de ellos construye la casa de un material distinto, uno lo hace de paja, otro de madera y el último de ellos, el más mayor, de ladrillo y cemento.

Los dos primeros acaban rápidamente por lo que se ponen a cantar y bailar mientras el tercero de ellos les recrimina que sus casas no son buenas, que en ellas el “lobo” los puede atrapar. Sin embargo, no les hacen caso.

Cuando el lobo llega y los ve cerca del bosque corre a cogerlos pero cada uno de ellos se encierra en su casa. Primero va a por el cerdito de la casa de paja y, al no abrirle, se pone a soplar y derriba la casa. Éste sale corriendo para refugiarse en la casa de su hermano, el que la construyó de madera (de palitos) y el lobo trata de engañarlos disfrazándose de cordero, pero, al no permitirle entrar, decide volver a soplar para destrozar la casa.

Finalmente los dos cerditos corren a casa de su hermano mayor que los deja pasar y cierra la puerta. El lobo también trata de engañarlo haciéndose pasar por un vendedor pero como no le abren la puerta decide soplar para derribarla. Sin embargo, esa casa no la puede derribar y decide meterse por la chimenea, con tan mala suerte que acaba en una olla llena de agua y ácido.

El lobo sale huyendo de la casa y los tres cerditos, contentos ya, se ponen a bailar.

Este cuento nos enseña una serie de valores, tanto a pequeños como a mayores, que son:

  • Esfuerzo. Los tres cerditos nos muestra, en cuanto al primer valor, que con esfuerzo todo se puede conseguir, pero que si no nos esforzamos en aquello que hacemos entonces las cosas no se hacen bien y no se obtiene un buen resultado con ello, como les pasó a los otros dos cerditos que quisieron acabar demasiado pronto sus casas para irse a jugar, pero sin importarles que eso podía tener consecuencias.Sin embargo, el tercer cerdito, el hermano mayor, si se esforzó por hacer su casa bien y su “sacrificio” tuvo buenas consecuencias ya que el lobo no pudo atraparlos y “vencieron al mal”.
  • Solidaridad. En cuanto al segundo valor, la solidaridad, ésta se basa en que los cerditos se solidarizaron unos con otros ya que, cuando el primer cerdito perdió su casa, su hermano le dejó entrar en su casa, sin ningún problema ni exigiéndole nada a cambio, cosa que, si hubiera sido egoísta, no le hubiera dejado entrar para que el lobo no le comiera.Y lo mismo podemos decir del tercer cerdito que les abrió la puerta a sus hermanos para que entraran cuando el lobo les perseguía.
  • Cooperación. El último de los valores, la cooperación, en mi opinión no se ve en el video de Disney  pero sí en el libro infantil y en otros vídeos. Nos cuentan que el hermano mayor les pide a sus hermanos que pongan agua a hervir y que aticen el fuego para que queme mucho. En este caso, en el video citado no ocurre nada de eso y bien podría decirse que es el hermano mayor el que lo hace todo de modo que uno de los valores que estaría intrínseco dependiendo de la versión de Los tres cerditos que usáramos sería este valor a tratar, ya sea porque está en la película, o bien porque no está.

En definitiva, podemos concluir con que el cuento de Los tres cerditos puede ser un buen cuento para mostrarle a los niños, ya sea porque seamos padres o porque seamos educadoras, los distintos valores que hay en la vida, explicándoles cada uno de ellos e intentando que todos se den cuenta de lo que están viendo y de qué ocurriría si el hermano mayor, por ejemplo, no les hubiera abierto la puerta, o si no hubiera construido la casa de ladrillos sino que hubiera sido como sus hermanos.

Imagen: Starcafé

Si te ha gustado y quieres estar informada de más artículos como este apuntáte a nuestro boletín, tardarás menos de un minuto.

Me gusta este artículo
Me gusta Edúkame
Esta Revista Digital Edúkame está centrada en los celos infantiles. Se trata de una emoción que nace de la frustración, la falta de autoestima y de la inseguridad. El niño...
Guía, juegos y actividades para aprender a aceptar los celos

Escrito por:

Encarni Arcoya
Encarni Arcoya

Técnico superior en Educación Infantil

No hay comentarios para La moraleja del cuento de Los tres cerditos

Relacionados

Atención al cliente: 93 551 14 14
ver cesta
Total: 0 €