MRegala la suscripción

¿Deseas regalar?

Pulsa aquí

Cómo enseñar a un niño a usar la bicicleta

La bicicleta, dos métodos para enseñar a usarla

Usar la bicicleta es una de las mejores actividades que podemos enseñarle a nuestros hijos. Le dará diversión, ejercicio y equilibrio, y para el futuro, cuando se vuelva un adulto, podrá seguir siendo algo que practique por las mismas razones.

Para enseñar a un niño a llevar la bici existen varios métodos. Yo os contaré de tres, que pueden usar como les parezca mejor: los tres en distintas ocasiones o solo uno, dependiendo del grado de confianza y valentía que tenga el niño con respecto a esta actividad. Todas son fáciles para lograr.

Pon rueditas de entrenamiento en la parte de atrás

Estas las conocemos todos y se trata de dos rueditas pequeñas que se pueden poner en la rueda trasera de las bicicletas o comprar una que ya las tenga montada. Esta es el método más lento pero también el que le crea más confianza a los niños porque primero pueden aprender cómo pedalear y mover el volante sin necesidad de caídas. Con el paso del tiempo puede ir subiendo las rueditas del suelo para que empiece a tomar equilibrio por su cuenta, o incluso, dejar solo una. Puedes hacer las prácticas en un área con pasto para evitar caídas fuertes.

Usa una bicicleta más pequeña de la que el niño necesita

Con esta forma tenemos una buena opción que permite que el niño, antes de aprender a pedalear o mover el volante, pueda aprender equilibrio. Una bicicleta más pequeña de la que necesita le dará la oportunidad de poner los pies en el piso cuando sienta que se va a lado, pero subirlos para lograr aprender la habilidad necesaria que le de balance. Para tener movimiento puedes ponerle en una bajada que no sea muy inclinada para que, mientras la bicicleta se mueve, él o ella practique y se detengan con los pies cuando pierdan equilibrio.

Que practique mientras el padre o madre sostiene la bicicleta en la parte de atrás

Esta es la forma que más confianza y tranquilidad le dará al niño porque sentirá que una persona con quien se siente segura/o está detrás para sostenerle. Necesitas una bicicleta sin ruiditas de entrenamiento y de tamaño normal. El niño aprenderá tener balance mientras se le sostiene por detrás del asiento. Ambos deben mantener bien la comunicación en este ejercicio, es decir, si vas a soltarle, informa sobre esto para que lo permita cuando esté en plena seguridad.

Sin importar cuál es el método que quieres usar, haz que tu hijo o hija tenga un casco y protección para rodillas y codos, porque es seguro que se caerá aunque sea un par de veces mientras práctica. No queremos que luego se sientan adoloridos o que crean que esta actividad es mala solo por esto.

Si te ha gustado y quieres estar informada de más artículos como este apuntáte a nuestro boletín, tardarás menos de un minuto.

Me gusta este artículo
Me gusta Edúkame
Durante los primeros años de vida de nuestro pequeño, tenemos que acudir al pediatra regularmente. Para el niño pequeño, el pediatra es un desconocido con el que normalmente...
¿Cómo lo han conseguido mis padres?
Renata Franco
Renata Franco

Perfil G+: ver

No hay comentarios para Cómo enseñar a un niño a usar la bicicleta

Relacionados

Atención al cliente: 93 551 14 14
ver cesta
Total: 0 €