Usa el buscador, es lo más rápido

¡Usa el buscador, es lo mejor y lo más fácil!

Jugar con la plastilina, para hacer caca sin dolor

Amasar plastilina ayuda al niño a relajar el esfínter para hacer caca

La consulta

Mi hija tiene 4 años. Nunca fue estreñida. Hace una semana tuvo una experiencia traumática con una caca grande, seca y dolorosa. Desde entonces presenta episodios de 3 hasta 4 días sin hacer deposición a pesar de que tiene la caca en la región anal. Qué consejo me puede ofrecer para vencer ese bloqueo para defecar. He recurrido incluso a laxantes y enemas pero considero que ello va a ser peor aún. Gracias.

Nuestra respuesta experta

Patricia, seguro te puede ayudar lo que escribí en el artículo “mi hijo tiene miedo a hacer caca porque un día le dolió” y también los diferentes recursos que ofrecemos en la Revista digital "No quiero hacer caca".

Además de atender su alimentación y sobre todo, atender y respetar su miedo dándole a la vez el mensaje permanente que podrá superarlo y que tú le vas a ayudar, también le puedes ayudar de la siguiente manera:

Busca un momento por la mañana o por la tarde, en el que no tengáis prisas y te puedas dedicar a ella unos 10 minutos. Coge una cantidad grande de plastilina y mientras ella está sentada en el inodoro poneros a jugar a amasar la plastelina. Tú y ella. Sin que nada os importe más en esos momentos.

Podéis jugar hacer formas con toda la mano, jugar a apretarla, a hacer fuerza cerrando el puño, a estrujarla, a frotarla, etc.. Mientras jugáis os estáis relajando y estáis haciendo que este rato sea agradable.

Tus risas, tu actitud de tranquilidad y confianza son importantes para tu hija. Y tu hija empezará a relacionar el momento de intentar hacer caca con un aspecto agradable, positivo, de juego (no de miedo ni de dolor).

Hay una relación directa con el hecho de amasar con la mano (y con algo de fuerza) la plastilina con que también se relaje el esfínter.

Invita (sin forzar) a tu hija cada día un ratito a “intentar que salga la caca”. Establece una rutina, si es cada día a la misma hora mejor, pero sin actitud autoritaria ni exigente por tu parte.

Trasmítele el mensaje (tanto verbal como no verbal): “ya sé que tienes miedo pero para que te encuentres bien y no te duela la barriga tu caca debe salir. Yo estaré contigo todo el rato. Si en este ratito la caca sale, bien. Si no, no te preocupes. Yo sé que cuando estés preparada la harás como los mayores. Mientras esperamos a que salga, jugaremos con la plastilinia”.

Si quieres que Cristina García te ayude resolviendo tu consulta puedes usar nuestro servicio de Consultas Directas

Si te ha gustado y quieres estar informada de más artículos como este apuntáte a nuestro boletín, tardarás menos de un minuto.

No quiero hacer caca
Este número de la Revista Digital Edúkame se centra en la etapa del "no quiero hacer caca". El niño o niña, que hace con normalidad
¿Por qué, cómo y cuándo superarlo?
Me gusta este artículo
Me gusta Edúkame
Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

No hay comentarios para Jugar con la plastilina, para hacer caca sin dolor

Relacionados

Atención al cliente: 93 551 14 14
ver cesta
Total: 0 €