Usa el buscador, es lo más rápido

¡Usa el buscador, es lo mejor y lo más fácil!

Mi hija me pide llorando que no vaya a trabajar

¿Cómo convencerla para que lo entienda?

0

La consulta

Tengo una niña de 4 años que va al colegio y otra de 2 que va a la guardería. Su padre y yo ,trabajamos los dos y una señora viene a casa por la mañana para llevarles al cole y comen allí, pero por la tarde les recogemos y estamos toda la tarde. La pequeña no dice nada, pero la mayor ha empezado a decir que no vayamos a trabajar (sobre todo a mi), que nos quedemos con ella por favor. Llora y no sabemos como convencerle para que lo entienda. Se queda llorando casi todos los días. A mi no me gustaría decirle que solo es por el dinero, sino que entienda que hay algo más. No sabemos muy bien como hacerle entender. Muchísimas gracias.

Nuestra respuesta experta

Dices que quieres convencer a tu hija para que te entienda a ti y entienda tus decisiones. Queréis hacerle entender que en la vida hay algo más.

corazon1

Tus hijas son muy pequeñas y unas profesionales del mundo emocional, de la intuición y percepción. Ellas no "entienden las cosas" las sienten. Y la mayor os está mostrando cual es su sentir. Os está expresando su gran tristeza y temor.

Lo que más anhela cualquier niño pequeño es que su mamá y papá los quieran por encima de todas las cosas, y tu hija siente que no es así. Esta frase no se puede entender sólo sentir con el alma, con el corazón. No signfica que vosotros no la améis, si no que a ella no le llega así.

Si quieres ayudar a tu hija siente con tu corazón con lo que está transmitiendo. Ponte en su piel, siéntete por un momento niña de 4 años y repasa todo una día desde la mañana a la noche. Tómate tu tiempo y déjate sentir como crees se siente tu peque....

¿Cuántas horas al día está con sus papas? ¿Cómo es el rato que está con su mami? ¿Cómo se siente con respecto a su hermana pequeña? ¿Se siente amada por sus padres?

Cuando los niños son pequeños necesitan mucho de sus padres, necesitan nuestra presencia, nuestro contacto y es vital para ellos sentirse queridos. En esta vida tan estresante y loca de intentar compaginar vida familiar y laboral nos olvidamos de sentir.

madre-lee1

Siempre pensamos, programamos, calculamos, decidimos, organizamos, y en cambio nuestros peques sólo entienden el idioma de la emoción, del sentir. Así no se puede establecer contacto real, porque los peques hablan con el corazón y los adultos con la cabeza.

Cuando llore abrazarla y no la intentéis convencer de nada pues no servirá de nada. Con el corazón podéis hablar de "siento tu tristeza.... mamá te quiere siempre y ya sé que te gustaría estuviésemos más tiempo juntas....."

"-Mira esta pequeña cajita la voy a llenar de besos. Mua, mua, mua. Este beso grande para que no te olvides que te quiero; este otro para que cuando estés tristes te calme; este otro para que sepas que siempre te llevo en mi corazón; este beso que ha salido muy ruidoso para que te haga reír en el colegio. Guarda esta cajita mágica en tu bolsillo o cartera y ábrela siempre que la necesites.

Ahora me voy a trabajar pero cuando te recoja en el colegio esta tarde me cuentas si se ha vaciado y mamá la volverá a llenar. ¡Esta será nuestra cajita mágica de los besos! ¿Me das un beso gordo? Me tengo que ir y me gustaría llevarme un beso tuyo al trabajo. Uhm... qué contenta me voy con tu beso"

Cuando los adultos nos conectamos con nuestro corazón pasan cosas.... Empezamos a ver las cosas muy diferentes.

Si por las tardes estáis ambos con ellas dedicárselas de verdad a ellas. No os ocupéis a hacer cosas de la casa, comprar, etc. Sentaros en el suelo con ellas a jugar, a abrazaros, tocaros, expresar vuestro amor con palabras y actos.

Que el baño y la cena no sea una rutina si no un momento para compartir y para nutrir el alma de vuestras hijas. No hace falta que sea todo color de rosa, mimar no significa consentir ni malcriar. Pero un enfado, un límite se puede decir y hacer también con el corazón.

Nutriros vosotros también de ellas. El tiempo pasa muy rápido y ellas os pueden ofrecer muchísimo. De corazón a corazón ellas os dirán cual es el verdadero valor de las cosas.

Si te ha gustado y quieres estar informada de más artículos como este apuntáte a nuestro boletín, tardarás menos de un minuto.

El robot Bip acaba de aterrizar en la tierra, porque durante su viaje se ha roto una antena. Allí conoce a Marcos, un chico que le explicará la mejor manera para sentirse mejor, ¡...
Diviértete y aprende ingles con Bip y Marcos
Me gusta este artículo
Me gusta Edúkame
Imagen de Cristina Garcia
Cristina Garcia

Pedagoga, Terapeuta infantil, Orientadora familiar, fundadora de Edúkame

Web: Edúkame Perfil G+: ver

No hay comentarios para Mi hija me pide llorando que no vaya a trabajar

Relacionados

Atención al cliente: 93 551 14 14
ver cesta
0 item
Total: 0 €